Etiquetado: upyd cantabria

Maite Pagazaurtundúa recibe representantes de UPyD Cantabria en el Parlamento Europeo.

La Eurodiputada por UPyD Maite Pagazaurtundúa recibe a un grupo de afiliados de UPyD Cantabria en el Parlamento Europeo con la finalidad de dar a conocer todas las herramientas de trabajo que la Unión Europea ofrece a sus ciudadanos. Dentro del grupo de afiliados que han acudido a Bruselas se encuentran Román San – Emeterio Pedraja, Portavoz y Candidato a la Presidencia de Cantabria así como Iñigo Velasco, Candidato a la Alcaldía de Santander.

 

Durante la visita al corazón de las instituciones europeas Maite Pagazaurtundua mostrará y explicará las diferentes herramientas y vías de comunicación existentes en Europa y como emplearlas para ser útiles a la ciudadanía.
creemos que es importante conocer exactamente en qué nos beneficia ser europeos y demostrar al ciudadano que Europa y Cantabria forman parte de un mismo conjunto” ha declarado Román San Emeterio – Pedraja, Candidato a la Presidencia de Cantabria.

Todos somos Europa y debemos ser capaces de transmitirlo para que el sentimiento de pertenencia a europa de un parisino y de un santanderino sea el mismoha añadido Iñigo Velasco, Candidato a la Alcaldía de Santander.

 

Los candidatos San Emeterio – P y Velasco han mantenido una reunión de trabajo con la jefa de la delegación de UPyD en Europa en la que han tratado diversas cuestiones relativas a Cantabria. Del mismo modo, han ultimado los detalles de la próxima visita que la eurodiputada hará a nuestra comunidad en las próximas fechas.

Pagaza con los candidatos de Cantabria

El Gobierno de España confirma a UPyD que el Ayuntamiento de Santander era conocedor y colaborador de las obras previstas en la senda costera.

UPyD ha recibido la respuesta del Gobierno de España a las 19 preguntas registradas hace dos meses en el Congreso de los Diputados relativas a la actuación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) en el desarrollo de la senda litoral entre el Faro de Cabo Mayor y el lugar de La Virgen del Mar.

En dicha respuesta UPyD Cantabria constata que lo que todas las evidencias indicaban era cierto: El Ayuntamiento de Santander era plenamente conocedor del proyecto que se iba a desarrollar en ese tramo de la senda costera. Recurriendo a la hemeroteca vemos al alcalde del PP de Santander “vender” el proyecto como propio, hasta que la cruda realidad de una obra atroz le hace intentar abandonar el barco de la corresponsabilidad desviando la atención hacia la autoridad estatal de Costas. “Es lamentable que un gobierno de tu propio partido venga a desmentir tu postura, que es justamente lo que le ha pasado al alcalde del PP santanderino y a su equipo con esta respuesta del Gobierno de España” ha afirmado Román San Emeterio-Pedraja, candidato de UPyD a la Presidencia de Cantabria.

El Gobierno de España no solo indica que el equipo de gobierno municipal de Santander conocía el proyecto, indica además que fue un actor fundamental de todo el proceso, en la medida en que llevó a cabo el proceso expropiatorio de los terrenos precisos para ejecutar la obra. “La falsedad del equipo gobierno municipal, de la que fue portavoz el alcalde, es otra prueba más del todo-vale al que el PP de Santander nos trata sin éxito de acostumbrar” ha declarado Íñigo Velasco, candidato de UPyD a la alcaldía de Santander.

Las respuestas revelan más datos de interés. A la pregunta sobre la aceptación de una oferta que suponía una rebaja de más del 50% sobre del precio de licitación y que podía aparecer como “temeraria” –lo que le permitió a la empresa Dragados adjudicarse la obra-, el Gobierno únicamente indica que a la mesa de contratación le pareció “viable”.

Sobre el balance del proceso y a pesar de que las obras sin duda destruyen parte de los valores que las motivaron, el Gobierno de España estima en un primer momento que su gestión fue correcta. “Era mucho esperar una sincera autocrítica del Gobierno sobre lo que a todas luces es un fracaso” ha declarado Román San Emeterio-P. En cualquier caso queda patente en la respuesta recibida que el propio Gobierno de España encuentra insuficiente para proyectos de este calado el mero trámite de información pública previsto en la legislación. “Obviamente, los trámites mínimos de exposición pública, pueden pasar completamente desapercibidos para la ciudadanía, algo que encontramos lamentable y que debería ser revisado para proyectos de esta trascendencia”, afirma Íñigo Velasco que añade que “la franja litoral es un patrimonio común, por lo que además de los vecinos de la zona directamente afectada –que deben ser obviamente atendidos- debería hacerse partícipe a la globalidad de la ciudadanía de Santander.”

UPyD pone a disposición de la ciudadanía, en su página web y redes sociales, las 19 preguntas realizadas y las correspondientes respuestas recibidas, recordando el carácter instrumental y de servicio que deben caracterizar a los partidos políticos.

Prep_gob_escrito+28-10-29+Senda+Costera+Santander+%28N19%29Respuesta Gobierno completo

UPyD ve en la campaña “Besaya Green Network” electoralismo en estado puro y potencial despilfarro.

UPyD Cantabria muestra su escepticismo ante el proyecto Besaya Green Network y sospecha que carece de una planificación precisa y de un proyecto bien planificado en el tiempo.

El gobierno de Cantabria ha lanzado esta campaña, financiada íntegramente por el gobierno regional y los 10 municipios adheridos al mismo a pesar de su nombre en inglés, dentro de la estrategia Besaya 2020. La campaña anunciada, que consistirá en dotar económicamente a los ayuntamientos para realizar obras de “regeneración” medioambiental, centra sus objetivos en la creación de empleo temporal en los ayuntamientos implicados.

El coste total será de 3.200.000 euros de los cuales, 2.318.400 serán aportados por el gobierno y el resto por los municipios participantes. A pesar del pomposo nombre la campaña no se ha presentado mediante un proyecto global detallado y planificado en el tiempo y parece más una inyección de oxígeno electoral destinado a paliar la incompetencia o incapacidad de las administraciones implicados para conservar áreas medioambientalmente valiosas y degradadas de sus respectivos ámbitos. Sin una planificación de mantenimiento en el tiempo -que no se anuncia-, en poco tiempo estos trabajos y el dinero invertido en ellos -por la propia fuerza de naturaleza en la que se interviene- habrán desaparecido.

Si bien UPyD Cantabria apoya la creación y/o regeneración del tipo de espacios naturales afectados por esta medida no le deja de inquietar el pensar que estos proyectos no cuentan con la planificación y seguimiento necesarios en el tiempo, el diseño de las actuaciones, la coordinación de su ejecución, la capacitación de los trabajadores y la supervisión de lo realizado “este programa carece de un proyecto global en el que se demuestre que no se cometerán atropellos al medio ambiente como ocurre en la senda litoral de Santander”. El impacto ambiental que pueden provocar actuaciones poco cuidadas o estudiadas llevadas a cabo por trabajadores poco o nada formados para estas tareas tan delicadas (no hay mención a la formación en la convocatoria) puede ser importante y es además necesario que exista una coordinación que dé coherencia a la “red verde” todo ello hace que desde UPyD se califique como un “programa totalmente electoralista, una propuesta deshilvanada, sin ambición de continuidad y potencialmente despilfarradora” que recuerdas a las poco productivas inversiones del Plan-E del Gobierno Zapatero.

 

 

223x77xlogo.png.pagespeed.ic.zlQnXTMzTX

SAN EMETERIO-PEDRAJA: “102 AYUNTAMIENTOS SON UN DESPROPÓSITO”

ENTREVISTA A ROMÁN SAN EMETERIO-PEDRAJA

-El portavoz de UPyD en Cantabria contesta varias preguntas  en las que se aborda la propuesta de fusionar municipios hasta que queden 17 para toda la región, el peso que tendrá Liébana en el nuevo mapa o la posición de las demás formaciones políticas.

-Como miembro del Consejo Político de UPyD nos comenta la postura que defenderá en la reunión que en pocos días abordará las posibles alianzas con otras formaciones como Ciudadanos.

-Entrevistador: Carlos M. Moreno Alles

 

Román San Emeterio-Pedraja

 

¿Por qué Cantabria necesita una fusión municipal como la propuesta por su partido?
Por un sinfín de razones de las que enunciaré unas pocas. Porque los 102 ayuntamientos que tenemos hoy en día en Cantabria son una herramienta inadecuada, por desfasada, para gestionar en pleno siglo XXI la buena vida cotidiana de los 580.000 cántabros. Porque el dinero no nos sobra y porque aunque sobrara es obligación de quienes nos gobiernan que cada euro de dinero público rinda al máximo. Porque con 102 municipios estamos ofreciendo peor calidad de vida y peor calidad democrática a los cántabros.

 

 

¿Debe ser una prioridad esta cuestión en la agenda política autonómica?
Sí. La reorganización de nuestras estructuras debe ser una prioridad; tanto el mapa municipal del que hoy en concreto hablamos como el mapa de la periferia administrativa, por ejemplo, ese conglomerado opaco de empresas públicas, institutos, observatorios, fundaciones…

 

 

¿Alberga esperanzas de poder abrir un debate serio sobre el tema con las fuerzas políticas con representación en el parlamento regional?
Albergo esperanzas sí, pues parece que en menos de un año UPyD contará con representación en el parlamento gracias a la confianza que nos prestaran muchos cántabros y ahí los partidos de siempre no podrán evitar la cuestión como han hecho hasta la fecha. Lo curioso es que nuestra propuesta ha servido para saber que a la ciudadanía esta cuestión le parece de sentido común y ése es el mayor motivo esperanzador para que logremos una región mejor organizada al servicio ciudadano y no al de los partidos políticos.

 

 

¿Qué lectura realiza de la frontal oposición de cargos del PRC a la fusión?
Para ser precisos la oposición frontal ha sido tanto del PRC como del PSC-PSOE y del PP. Sobre las reacciones concretas del PRC… Creo que por un lado hay una reacción primaria y mediática que consiste en defender todo aquello que pueda sonar a tradición cántabra, algo que un partido con vocación regional no puede permitirse no aprovechar; y hay una reacción menos confesable que radica también en el propio peso aparente que tiene el PRC hoy en día, con alcaldías en casi un tercio de los ayuntamientos de la región…pero representando en dichos municipios a menos del 10% de la población. Las propias redes de los partidos, el famoso clientelismo y las cadenas de favores, se dan mucho mejor en pequeños ámbitos que facilitan el control político del día a día.

 

 

¿Cómo cree que habrán acogido su propuesta otras fuerzas como IU o Podemos?
Francamente, no lo sé, pero estoy seguro de que tendré ocasión de saberlo porque este debate acabamos de abrirlo y traerá cola. Pero le diré que ambas fuerzas expresan, como nosotros, que es preciso que la ciudanía esté mejor representada –lo que podría indicarnos que estarían a favor de alcaldías más potentes e independientes de otras instancias, algo que favorecería la agrupación de municipios que UPyD propone-.

 

 

¿Por qué considera que a Cantabria le sobran 85 ayuntamientos?
En realidad no creo que a Cantabria le sobran 85 ayuntamientos, sino que le faltan ayuntamientos eficientes e independientes que puedan garantizar un mejor día a día a los cántabros. Este fue el motivo de nuestra propuesta. Y tras las conclusiones del estudio resulta que con 17 ayuntamientos fuertes (lo que supone 85 ayuntamientos menos) podemos contar con mejores servicios y ahorrando.

 

 

¿Por qué la cifra final de 17 municipios?
No teníamos una cifra en mente antes de realizar el trabajo. Nuestra tarea consistió en cruzar los estándares de eficiencia y eficacia teóricos (que indican una población en torno a los 20.000 habitantes para logar el mejor ratio entre gasto público municipal y servicios prestados) con factores concretos relativos sobre todos a la realidad física y al uso del territorio por parte de los cántabros (teniendo en cuenta las comunicaciones existentes, los mapas sanitarios y educativos, etc.) . Al cruzar todos estos factores y concretarlos en un mapa resultaron 17 municipios.

 

 

Imagine que el año que viene UPyD consigue representación en el Parlamento de Cantabria y su voto resulta determinante para formar gobierno; ¿será su propuesta de fusión municipal una condición sine qua non para apoyar a otras fuerzas?
Si se dan esas circunstancias, algo que parece más que probable si los cántabros siguen confiando en nosotros en la progresión con que llevan haciéndolo, pondremos en la mesa de la negociación de nuestro apoyo la apertura de este debate y su desarrollo durante la legislatura, sí. Pero no tanto con el objetivo de poner en práctica “nuestra” propuesta concreta de agrupación, que defenderemos con la fuerza y humildad necesarias, sino con el de abrir el debate parlamentario y lograr una propuesta consensuada y enriquecida por las demás formaciones políticas. Lo que tenemos claro es que 102 ayuntamientos son un despropósito. Muchos cántabros saben gracias a nuestro estudio que en casi todos los países de Europa han sido ya llevados a cabo procesos similares al que planteamos y ninguno se ha vuelto atrás.

 

 

Han calculado un ahorro anual de más de 15 millones de euros, ¿puede explicarnos el desglose de esa cifra?
Es un cálculo prudente el que hemos realizado, no queríamos que la cifra de ahorro fuera la base de la propuesta porque, francamente, aunque nos gastáramos lo mismo que ahora sería tal la mejora en servicios y calidad democrática de la región que la agrupación de ayuntamientos valdría la pena. Pero es que además nos podemos los cántabros ahorrar cada año muchos millones de euros. Para responder a su pregunta le diré que para estimar el ahorro hemos consultado los presupuestos municipales disponibles para obtener un gasto medio por habitante y hemos aplicado ese cálculo a los 17 ayuntamientos resultantes. Y llegamos a 15,5 millones de euros de ahorro anual. Pero como decía, esta cantidad es un mínimo: en esta cantidad no está incluido el ahorro correspondiente a la supresión de 85 cargos de alcalde y 644 concejales (retribuciones, dietas, etc.) ni los de sus cargos de confianza cada año; tampoco están incluidos gastos de intendencia cotidiana y ocupación de inmuebles ni los gastos de las mancomunidades. Es decir, no se trata de un ahorro puntual un año, sino de la liberación cada año para otros asuntos de un mínimo de 15.5 millones de euros, que dan para mucho.

 

 

¿Qué le diría a la secretaria de un municipio pequeño, a su barrendero o electricista, que esté preocupado por su futuro laboral ante la implantación de su propuesta?
Es una preocupación razonable, porque aunque contar con ayuntamientos más fuertes y con más competencias creará nuevos empleos en sectores hoy ausentes en algunos municipios, y que de repente donde hoy hay un ayuntamiento casi vacío encontraremos lugares repletos de servicios al ciudadano (no olvidemos que las competencias de los ayuntamientos dependen de su tamaño), es cierto que ciertos puestos deberán ser amortizados o reconvertidos. Este proceso deberá ser realizado con la humanidad que a veces a la administración le falta, atendiendo la particularidad de cada caso en un cambio que se haría, intuyo, de forma escalonada. A algunos no les gustará lo que voy a decir, pero tengo claro que la administración no puede mantener artificialmente con el dinero de todos puestos de trabajo innecesarios ni ayuntamientos vacíos de contenido. Los ayuntamientos son herramientas a nuestro servicio, no fines en sí mismos. Pero también tengo claro que unos ayuntamientos fuertes, una región saneada y eficiente proporcionará muchas más oportunidades a los cántabros.

 

 

Estamos a pocos meses de las elecciones locales y autonómicas, ¿se enmarca esta propuesta en un acto de precampaña?
Es un acto necesario más que de precampaña, aunque nos interesa cada día que los cántabros sepan qué proponemos para nuestra región. Hay asuntos que solamente fuerzas políticas renovadoras e institucionales como UPyD pueden abrir. Presentamos la propuesta casi un año antes de las elecciones y hemos propuesto abrir un debate integrador. En UPyD Cantabria trabajamos cotidianamente y presentamos las propuestas cuando están listas. Desde que soy coordinador así funcionamos. Y próximamente presentaremos más. Nos cuesta demasiado elaborarlas para guardarlas en un cajón.

 

 

Liébana será el segundo ayuntamiento más pequeño de Cantabria después del propuesto para Alto Asón, ¿cree que ese detalle restará peso específico al nuevo ayuntamiento en el resto de Cantabria?
No lo creo, no. Lo que sé, empleando los propios términos de su pregunta, es que una Liébana reforzada pesará mucho más de lo que pesa hoy por separado cada uno de los ayuntamientos cuya agrupación se propone.

 

 

¿En qué aspectos se verán beneficiados los ciudadanos lebaniegos con su propuesta?
Pues creo que, como en el resto de casos que afectan únicamente a municipios pequeños, los lebaniegos de repente optarán a servicios con los que no contaban, podrán elegir alcaldes que tengan suficientes competencias y medios para desarrollar su labor. A mí como vecino me gustaría elegir a un alcalde o alcaldesa por lo que puede y sabe hacer, no por la calidad temporal de las puertas a las que puede llamar para pedir… y deber favores. Además los lebaniegos notarían la mejora general que se daría en Cantabria.

 

 

¿Es la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia un ente democrático?
Lo es en la medida en que nuestra democracia alberga y autoriza las mancomunidades, pero no presentan la calidad democrática que nos parece deseable, pues no son los ciudadanos quienes eligen directamente a sus integrantes.. Son entidades en general al servicio de los partidos políticos, presentando notorias carencias en transparencia e igualdad de oportunidades, especialmente en lo que a empleo se refiere.

 

 

Su partido no cuenta con concejales en ninguno de los ayuntamientos de Liébana, ¿tienen pensado presentar listas a las próximas elecciones municipales en alguno de ellos?
Nos encantaría y es nuestro objetivo a medio plazo, pero no contamos de momento con la masa crítica de afiliación suficiente en la zona –algo que entendemos es fundamental para presentar una candidatura seria-, por lo que intuyo que en las próximas elecciones propondremos a los lebaniegos únicamente una solvente lista de candidatos para al parlamento de Cantabria, desde donde nos encantaría poder representar en su nombre nuestro programa. Y esperamos que muchos lebaniegos se animen a afiliarse o simpatizar con nosotros.

 

 

Para concluir, atendiendo a los últimos debates surgidos en el seno de su partido y teniendo en cuenta que forma parte del Consejo Político de UPyD, ¿apoyaría la fusión con Ciudadanos?
Este punto merece casi una entrevista completa, pero contestaré directamente como he hecho con el resto de preguntas, aunque me extenderé algo más. Lo primero indicar a quien nos esté leyendo que realizamos esta entrevista dos días antes de la reunión de Consejo Político nacional en el que las posibles alianzas con terceros partidos serán tratadas y señalando que no creo que lo que allí oiga varíe lo que ahora pienso, pues es una cuestión de principios y fines. Para mí el éxito de Unión Progreso y Democracia (UPyD) estará en seguir haciendo una labor ejemplar, que es lo que nos ha permitido llegar a ser hoy lo que somos (recordemos que partíamos de cero y que hemos tenido todo en contra) eso, y en comunicarlo lo mejor que podamos, a pesar de no contar con el favor de unos medios de comunicación masivos controlados en buena medida por el bipartidismo y sus socios. No podemos actuar con miedo (no lo hicimos cuando hace siete años nos lanzamos al ruedo) sino con la valentía de seguir defendiendo con calidad y siendo sobresalientes en transparencia. Dicho esto, añadiré que entiendo la política como el arte de hacer posible lo que es necesario y eso pasa por negociar continuamente (con compañeros y con extraños), por lo que cualquier decisión en la dirección de los pactos, fusiones o alianzas ha de ser siempre condicionada. Una cosa es una fusión (el objeto concreto de la pregunta) y otra los pactos y posibles alianzas que también pueden vincular temporalmente a dos o más fuerzas políticas. La primera hoy –hace unos años podría haber pensado diferente- la veo improbable por difícil, debido, sobre todo, a que numerosas personas que han echado públicamente pestes de UPyD y sus miembros están hoy en las agrupaciones de Ciudadanos de buena parte de España (Cantabria es un ejemplo), lo que cualquiera entenderá que es una traba importante en cualquier posible negociación. Está además el asunto de la transparencia: UPyD es sobresaliente en esta materia obteniendo una calificación de 9 de un máximo de 10 según Transparencia Internacional, mientras que Ciudadanos se queda en un 3, lo cual no facilita tampoco la tarea por las sombras que puedan proyectarse sobre su trayectoria. Otra cosa son los pactos o alianzas; para aliarse o pactar bastará con condicionar llegado el momento las condiciones y el objetivo. Pero insisto, nuestra trayectoria intachable nos ha traído hasta aquí, cada vez más ciudadanos nos prestan su apoyo y nos alientan, estoy convencido de la mejora continua de nuestra acción política y de nuestra comunicación nos llevará a ser realmente influyentes. Nuestro éxito está por tanto en el trabajo cotidiano y no, sin descartarlas, en posibles alianzas.

 

 

EL AYUNTAMIENTO DE LIÉBANA EN EL DEBATE POLÍTICO

EL AYUNTAMIENTO DE LIÉBANA EN EL DEBATE POLÍTICO
-UPyD propone la fusión de Liébana y Peñarrubia en un solo Ayuntamiento
-Descubre aquí cómo sería el nuevo Ayuntamiento de Liébana
-Artículo por Carlos M. Moreno Alles

 

upyd-propone

La semana pasada analizamos en el artículo titulado “Revolución en la Administración Local Cántabra” la propuesta lanzada por UPyD, en la que se diseña un nuevo mapa autonómico con 17 ayuntamientos en vez de los 102 actuales. En el artículo mencionado hicimos un ejercicio de política comparada con otros países de nuestro entorno para demostrar que la idea no es tan descabellada; así apuntábamos como Dinamarca ha pasado de tener más de 19.000 municipios en los 70 a solo 98 en 2004.

 

Hoy damos otro paso en el debate lanzado por la formación magenta y descendemos al caso concreto que se ha planteado para Liébana y Peñarrubia. El nuevo Ayuntamiento de Liébana estaría conformado por los ayuntamientos de Cabezón de Liébana, Camaleño, Cillorigo de Liébana, Peñarrubia, Pesaguero, Potes, Vega de Liébana y Tresviso.

 

En términos demográficos el nuevo ayuntamiento tendría 6.171 habitantes; sería el tercero más pequeño de Cantabria tras la fusión. Territorialmente tendría una superficie de 629,11 km2; el segundo más grande después del de Campoo Los Valles que sumaría 1.012,09 km2.

 

En términos políticos se amortizarían 7 cargos de alcaldes y 45 de concejales, ya que el nuevo pleno requeriría de 13 concejales frente a los 58 que suman los ocho ayuntamientos que formarían Liébana. En este sentido solo habría una voz para representar los intereses de los lebaniegos en Santander y uno o varios grupos en la oposición. También sería más sencillo rellenar las listas electorales por partidos minoritarios que tienen problemas para presentarse en municipios de escasa población.

 

¿Qué pasa con las juntas vecinales y los concejos abiertos? Como todos sabemos son estas entidades menores las que gestionan un patrimonio común de los pueblos y que tienen imposibilidad legal de endeudarse o hipotecarse; la propuesta defiende su permanencia aunque no observa ningún punto en que estas pequeñas instituciones participen en la vida política municipal. Este punto debe ser debatido en mayor profundidad porque es quizá en él donde residan muchas de las reticencias en el ámbito rural. Cada junta vecinal está perfectamente encajada en la vida de sus respectivos municipios y antes de firmar un cheque en blanco deben tener garantías de que su independencia y su patrimonio serán respetados en todo caso. Liébana tiene 7 juntas vecinales y 51 concejos abiertos; esto representa una labor de engranaje e información sin precedentes.

 

En líneas generales observamos coherencia entre los criterios seguidos por la agrupación para realizar la propuesta de fusión y la configuración final de Liébana. En primer lugar han buscado la proximidad geográfica observando de cerca los límites geográficos; Liébana y Peñarrubia conforman en este caso una realidad, un oasis entre las montañas. También se han observado la red sanitaria, la red educativa, las comunicaciones entre los pueblos y las relaciones comerciales para decidir integrar a los ocho municipios.

 

Muchos señalarán que la Mancomunidad ya cumple de sobra estos objetivos y que con esa estructura es suficiente. Pero, ¿es acaso la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia un ente democrático? ¿Quién ha votado alguna vez a Presidente de la Mancomunidad? ¿Quién ha votado un programa de gobierno presentado por un partido político para mandar en temas tan sensibles como los que maneja esta institución? No hay control democrático en la Mancomunidad porque los electores no podemos aprobar o rechazar la gestión de los políticos una vez finalizada la legislatura mediante nuestro voto.

 

¿Se consigue algo realmente con la fusión? Más allá del ahorro inicial que supone la reducción de ocho administraciones a una sola, se genera igualdad. Un lebaniego te dice que es lebaniego y luego si se insiste indica el nombre de su pueblo. De esta forma todos somos por igual lebaniegos. Lo seremos a la hora de pagar los mismos impuestos, de observar las mismas normativas, de disfrutar de las mismas subvenciones e inversiones. Seremos también lebaniegos todos por igual a la hora de promocionar nuestra tierra, seremos más de seis mil lebaniegos con los mismos derechos a la hora de obtener un contrato público o acceder a un puesto público, porque un político puede controlar con clientelismo a unos centenares de personas, pero no a millares. Tendremos unos presupuestos públicos más fuertes, porque el monto total no se dividirá entre 102, sino entre 17 y en determinadas partidas como la ambiental o la gestión del territorio el ayuntamiento de Liébana saldría ganando.

 

Con esta fusión Liébana puede aspirar a ser. Puede decidir dónde quiere estar en los próximos años y encaminar su esfuerzo conjunto a lograrlo.

 

Carlos M. Moreno Alles,

administrador de Liebanízate