Etiquetado: Samuel Ruiz

¿LIÉBANA PARA CUÁNDO?

¿LIÉBANA PARA CUÁNDO?

 

La Ministra de Medio Ambiente en la Ruta del Cares. Foto: elcomercio.es

La Ministra de Medio Ambiente en la Ruta del Cares. Foto: elcomercio.es

 

Esta semana la Ministra de Medio Ambiente ha visitado el Parque Nacional de los Picos de Europa, con una saca de propuestas revestidas de promesas electorales. En Cantabria ha prometido la inclusión de más territorio en el Parque Nacional, aunque no ha concretado cuales ni a que Ayuntamientos afectará la medida.

 

No sé hasta qué punto muchos lebaniegos estarán satisfechos o ilusionados con el anuncio cuando ni siquiera hay unos parámetros consolidados que determinen si los beneficios de estar dentro del parque deben revertir en las juntas vecinales afectadas o en el conjunto del municipio. ¿Agravio comparativo o solidaridad microinstitucional?

 

A parte de esta promesa tan vaga, ha habido una concreta y tangible; el Gobierno construirá el año que viene una carretera entre Pandetrave y Fuente Dé; 12 km de carretera que lo cambiarán todo. Potes dejará de ser visita obligada para llegar al Teleférico, la joya de la corona de Cantur. Y dejará de serlo sin necesidad de construir la famosa y ya mitológica variante de Potes.

 

Hoy es un día para la indignación y no porque nuestros vecinos leoneses vayan a tener más oportunidades de desarrollo. En absoluto. Es admirable que hayan conseguido esa fuerte inversión y la garantía de que la carretera se incluirá en los próximos Presupuestos Generales del Estado. Pero no nos engañemos; esto es algo que beneficia y que ha conseguido la vertiente leonesa. No hay más que ver que en los medios no se recoge la presencia de Óscar Casares, alcalde de Camaleño y ayuntamiento al que llegará la nueva vía. Tampoco los medios recogen la presencia de ningún representante público del Gobierno de Cantabria. Y no lo recogen porque no estaban. Porque el tanto de haber conseguido esta infraestructura se lo anotan los alcaldes de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, además del consejero de Fomento y Medio Ambiente (que oportuna la cartera para este acto) de la Junta de Castilla y León.

 

Y ante estos hechos yo me pregunto; ¿y Liébana para cuándo? Ya es hora de que se acondicione el Desfiladero de la Hermida; una carretera que da pánico por su estado, nuestra única vía de comunicación con el resto de Cantabria y con la costa. El único acceso desde el norte a la vertiente cántabra de los Picos de Europa. Una nacional que podría estar cubierta en su totalidad por los infinitos folios contenedores de promesas políticas e informes técnicos.

 

El Desfiladero de la Hermida es nuestra carta de presentación y es una carta de presentación hecha a mano en una era de ordenadores. Es una vergüenza para el visitante y un riesgo para las vidas de todos, que desde luego será evitada por muchos turistas en cuanto empiece a funcionar la nueva carretera desde Pandetrave.

 

León ha ganado una partida en la que dudo que supieran que estaban jugando. Sus políticos han conseguido mejorar el desarrollo de su vertiente, mientras que en Cantabria los nuestros nos han dejado a la deriva. Hace más de dos años el Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, me confirmó en una llamada telefónica que había recibido los cientos de firmas que recogimos desde Liebanízate y mandó un mensaje que publicamos el 3 de Febrero de 2012; “hemos recibido vuestra petición pública y somos muy sensibles con esta necesidad”. Dos años y medio después y viendo que no es una cuestión de presupuesto ante unas elecciones generales yo le digo que esa sensibilidad no ha sido suficiente.

 

Ya basta de ser los últimos de la cola, los tontos del occidente y el parque temático perdido en las montañas. Reclamemos la gestión del Teleférico, del Refugio de Áliva y tomemos la iniciativa en la mejora de ciertas infraestructuras vitales ya no para nuestra economía, sino para nuestra integridad.

 

Carlos M. Moreno Alles

Anuncios

FOMENTO PRESUPUESTA EL ACONDICIONAMIENTO DEL DESFILADERO

FOMENTO PRESUPUESTA EL ACONDICIONAMIENTO DEL DESFILADERO

-Los Presupuestos Generales del Estado contemplan 815.000 euros para acondicionar el Desfiladero de la Hermida

 

Han pasado 20 meses desde que el Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, se pusiera en contacto con la administración de Liebanízate para confirmar que había recibido más de 750 correos electrónicos exigiendo el acondicionamiento del Desfiladero de la Hermida.

 

La petición pública organizada desde Liebanízate y que contó con el apoyo de cerca de un millar de lebaniegos, consiguió centrar el foco mediático en El Desfiladero de la Hermida. Pocos días después El Mundo en Cantabria recogía la noticia y finalmente fue el propio Delegado el que confirmó que era consciente de la necesidad y que le trasladaría la misma a la Ministra de Fomento Ana Pastor.

 

Llegamos así a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2014, en los que Fomento contempla una partida de 815.000 euros para el acondicionamiento del Desfiladero de la Hermida; el tramo de la N-621 que discurre a lo largo de 20 kilómetros entre Castro Cillorigo y Panes. Esto es, 40.700 euros de inversión por kilómetro.

 

Os invitamos a participar en esta encuesta y a dejar vuestras opiniones aquí o en nuestra fanpage en facebook.

 

DECLARACIÓN ZONA CATASTRÓFICA

ESPECIAL ARGAYO EN SEBRANGO

-Carlos M. Moreno Alles

-Analizamos la figura del real decreto que regula la declaración de zona catastrófica y las subvenciones que contempla

 

¿En qué consiste la declaración de zona catastrófica?

El Real Decreto 477/2007, de 13 de abril, modificó el Real Decreto 307/2005, de 18 de marzo, para dar una respuesta más eficaz a aquellas situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica. La administración central del Estado toma la iniciativa de este modo y a través de las Delegaciones del Gobierno afectadas, coordina las ayudas a los afectados.

La citada modificación apuntaba la preocupación del anterior ejecutivo de Rodríguez Zapatero para “extender el ámbito de protección de este real decreto a aquellos ciudadanos que han visto interrumpida bruscamente su actividad profesional a causa de un hecho catastrófico, coadyuvando, mediante la concesión de las subvenciones que se recogen en esta norma, al restablecimiento y pronta recuperación de su medio ordinario de subsistencia

 

¿Quién debe coordinar las actuaciones?

La Delegación o Subdelegación del Gobierno deberá coordinar las actuaciones de otras administraciones, organismos y sobretodo desde los momentos inmediatamente posteriores a la catástrofe, el impulso de los informes técnicos necesarios para valorar el daño subvencionable y la situación socioeconómica de los damnificados.

Para el caso del argayo de Sebrango y Los Llanos, sería el Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz (PP), el que debería asumir este papel si se decidiera la petición formal de la declaración de zona catastrófica.

 

¿Quiénes pueden beneficiarse de las ayudas?

1-. Unidades familiares o de convivencia económica que sufran daños personales o materiales.

2-. Corporaciones Locales que acrediten escasez de recursos para hacer frente a los gastos derivados de la situación catastrófica.

3-. Personas físicas o jurídicas que requeridos por la autoridad competente, hayan llevado a cabo prestación personal o de bienes.

4-. Personas físicas o jurídicas titulares de establecimientos mercantiles, industriales o de servicios, con menos de cincuenta empleados.

5-. Comunidades de propietarios que hayan sufrido daños en elementos de uso común.

 

¿En qué supuestos se concederá subvención y cual será el máximo?

1-. Destrucción total de la vivienda. Hasta 15.120€

2-. Daños que afecten a la estructura de la vivienda. Hasta 10.320€

3-. Daños menos graves que no afecten a la estructura de la vivienda habitual. Hasta 5.160€

4-. Destrucción o daños en los enseres domésticos de primera necesidad. Hasta 2.580€

5-. Daños que afecten a elementos de uso común de una Comunidad de Propietarios. Hasta 8.000€

6-. Daños o destrucción de edificios y de instalaciones comerciales, industriales y de servicio, siempre que estuvieran registrados, en funcionamiento, con un número igual o inferior a cincuenta empleados e imprescindible que el titular del establecimiento tuviera contratada una póliza de seguro en el momento de la catástrofe. Hasta 8.000€

 

Carlos M. Moreno Alles,

administrador de Liebanízate