Etiquetado: fusion ayuntamientos cantabria

LAS 10 COSAS QUE NO QUIEREN QUE SEPAS SOBRE LA FUSIÓN DE LIÉBANA

LAS 10 COSAS QUE NO QUIEREN QUE SEPAS SOBRE LA FUSIÓN DE LIÉBANA

-Vecinos por Liébana es la primera opción política en la comarca que lleva en su programa electoral la fusión de Liébana.

fusi__n

1-. Invitamos a participar en el planeamiento de la fusión a todos los grupos políticos de la comarca con independencia de su color político.

 

2-. Según la Ley Liébana solo se podrá fusionar mientras tenga más de 5.000 habitantes; ahora tiene 5.595 habitantes y ha perdido un 7% en la última década.

 

3-. Si no aprovecha el momento y finalmente la UE obliga a España a acometer la reestructuración territorial como ha hecho con otros países, nos fusionarían con municipios de fuera de la comarca hasta sumar más de 5.000 habitantes; esto supondría perder autonomía.

 

4-. El Consejo de Estado tutorizaría directamente y por Ley el proceso de fusión de Liébana al carecer Cantabria de órgano consultivo, lo que le da especiales garantías legales.

 

5-. La Ley otorga diferentes beneficios económicos a los municipios que den el paso de fusionarse; incremento en el coeficiente de ponderación, suma de las financiaciones mínimas que tuvieran por separado…

 

6-. La Ley otorga privilegios administrativos durante 5 años (prorrogables) a los municipios fusionados, como por ejemplo el acceso prioritario a ayudas de cooperación local, subvenciones o convenios.

 

7-. Aquellos municipios con deuda en el momento de la fusión deberán depositarla en un fondo adscrito que será tutelado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas quién se encargará de que el mismo sea amortizado en un plazo limitado, dimensionando la contabilidad de tal manera que no afecte a la marcha del nuevo municipio ni figure en su nueva contabilidad a la hora de acceder a ayudas y subvenciones.

 

8-. El redimensionamiento de la estructura de la administración local rebaja los impuestos ya que su mantenimiento cuesta menos; tan solo el ahorro en sueldos políticos y dietas supondría más de medio millón de euros cada legislatura.

 

9-. El incremento de recursos públicos disponibles permitirá aumentar las prestaciones sociales y ayudas a los lebaniegos.

 

10-. Los únicos lebaniegos que tienen algo que perder con la fusión son los 7 alcaldes quienes deberán competir por un único sueldo en un contexto de mayor libertad social ya que resulta más complicado establecer redes clientelares duraderas en un territorio tan amplio y con la población total de Liébana.

 

 

Sigue toda la actualidad y las propuestas del programa de Vecinos por Liébana en el perfil https://www.facebook.com/vecinosliebana

 

Únete a la Agrupación de electores a través de un email a vecinosporliebana@gmail.com o contactando con cualquiera de nuestros candidatos.

VxL - Unidos por el bien común

SAN EMETERIO-PEDRAJA: “102 AYUNTAMIENTOS SON UN DESPROPÓSITO”

ENTREVISTA A ROMÁN SAN EMETERIO-PEDRAJA

-El portavoz de UPyD en Cantabria contesta varias preguntas  en las que se aborda la propuesta de fusionar municipios hasta que queden 17 para toda la región, el peso que tendrá Liébana en el nuevo mapa o la posición de las demás formaciones políticas.

-Como miembro del Consejo Político de UPyD nos comenta la postura que defenderá en la reunión que en pocos días abordará las posibles alianzas con otras formaciones como Ciudadanos.

-Entrevistador: Carlos M. Moreno Alles

 

Román San Emeterio-Pedraja

 

¿Por qué Cantabria necesita una fusión municipal como la propuesta por su partido?
Por un sinfín de razones de las que enunciaré unas pocas. Porque los 102 ayuntamientos que tenemos hoy en día en Cantabria son una herramienta inadecuada, por desfasada, para gestionar en pleno siglo XXI la buena vida cotidiana de los 580.000 cántabros. Porque el dinero no nos sobra y porque aunque sobrara es obligación de quienes nos gobiernan que cada euro de dinero público rinda al máximo. Porque con 102 municipios estamos ofreciendo peor calidad de vida y peor calidad democrática a los cántabros.

 

 

¿Debe ser una prioridad esta cuestión en la agenda política autonómica?
Sí. La reorganización de nuestras estructuras debe ser una prioridad; tanto el mapa municipal del que hoy en concreto hablamos como el mapa de la periferia administrativa, por ejemplo, ese conglomerado opaco de empresas públicas, institutos, observatorios, fundaciones…

 

 

¿Alberga esperanzas de poder abrir un debate serio sobre el tema con las fuerzas políticas con representación en el parlamento regional?
Albergo esperanzas sí, pues parece que en menos de un año UPyD contará con representación en el parlamento gracias a la confianza que nos prestaran muchos cántabros y ahí los partidos de siempre no podrán evitar la cuestión como han hecho hasta la fecha. Lo curioso es que nuestra propuesta ha servido para saber que a la ciudadanía esta cuestión le parece de sentido común y ése es el mayor motivo esperanzador para que logremos una región mejor organizada al servicio ciudadano y no al de los partidos políticos.

 

 

¿Qué lectura realiza de la frontal oposición de cargos del PRC a la fusión?
Para ser precisos la oposición frontal ha sido tanto del PRC como del PSC-PSOE y del PP. Sobre las reacciones concretas del PRC… Creo que por un lado hay una reacción primaria y mediática que consiste en defender todo aquello que pueda sonar a tradición cántabra, algo que un partido con vocación regional no puede permitirse no aprovechar; y hay una reacción menos confesable que radica también en el propio peso aparente que tiene el PRC hoy en día, con alcaldías en casi un tercio de los ayuntamientos de la región…pero representando en dichos municipios a menos del 10% de la población. Las propias redes de los partidos, el famoso clientelismo y las cadenas de favores, se dan mucho mejor en pequeños ámbitos que facilitan el control político del día a día.

 

 

¿Cómo cree que habrán acogido su propuesta otras fuerzas como IU o Podemos?
Francamente, no lo sé, pero estoy seguro de que tendré ocasión de saberlo porque este debate acabamos de abrirlo y traerá cola. Pero le diré que ambas fuerzas expresan, como nosotros, que es preciso que la ciudanía esté mejor representada –lo que podría indicarnos que estarían a favor de alcaldías más potentes e independientes de otras instancias, algo que favorecería la agrupación de municipios que UPyD propone-.

 

 

¿Por qué considera que a Cantabria le sobran 85 ayuntamientos?
En realidad no creo que a Cantabria le sobran 85 ayuntamientos, sino que le faltan ayuntamientos eficientes e independientes que puedan garantizar un mejor día a día a los cántabros. Este fue el motivo de nuestra propuesta. Y tras las conclusiones del estudio resulta que con 17 ayuntamientos fuertes (lo que supone 85 ayuntamientos menos) podemos contar con mejores servicios y ahorrando.

 

 

¿Por qué la cifra final de 17 municipios?
No teníamos una cifra en mente antes de realizar el trabajo. Nuestra tarea consistió en cruzar los estándares de eficiencia y eficacia teóricos (que indican una población en torno a los 20.000 habitantes para logar el mejor ratio entre gasto público municipal y servicios prestados) con factores concretos relativos sobre todos a la realidad física y al uso del territorio por parte de los cántabros (teniendo en cuenta las comunicaciones existentes, los mapas sanitarios y educativos, etc.) . Al cruzar todos estos factores y concretarlos en un mapa resultaron 17 municipios.

 

 

Imagine que el año que viene UPyD consigue representación en el Parlamento de Cantabria y su voto resulta determinante para formar gobierno; ¿será su propuesta de fusión municipal una condición sine qua non para apoyar a otras fuerzas?
Si se dan esas circunstancias, algo que parece más que probable si los cántabros siguen confiando en nosotros en la progresión con que llevan haciéndolo, pondremos en la mesa de la negociación de nuestro apoyo la apertura de este debate y su desarrollo durante la legislatura, sí. Pero no tanto con el objetivo de poner en práctica “nuestra” propuesta concreta de agrupación, que defenderemos con la fuerza y humildad necesarias, sino con el de abrir el debate parlamentario y lograr una propuesta consensuada y enriquecida por las demás formaciones políticas. Lo que tenemos claro es que 102 ayuntamientos son un despropósito. Muchos cántabros saben gracias a nuestro estudio que en casi todos los países de Europa han sido ya llevados a cabo procesos similares al que planteamos y ninguno se ha vuelto atrás.

 

 

Han calculado un ahorro anual de más de 15 millones de euros, ¿puede explicarnos el desglose de esa cifra?
Es un cálculo prudente el que hemos realizado, no queríamos que la cifra de ahorro fuera la base de la propuesta porque, francamente, aunque nos gastáramos lo mismo que ahora sería tal la mejora en servicios y calidad democrática de la región que la agrupación de ayuntamientos valdría la pena. Pero es que además nos podemos los cántabros ahorrar cada año muchos millones de euros. Para responder a su pregunta le diré que para estimar el ahorro hemos consultado los presupuestos municipales disponibles para obtener un gasto medio por habitante y hemos aplicado ese cálculo a los 17 ayuntamientos resultantes. Y llegamos a 15,5 millones de euros de ahorro anual. Pero como decía, esta cantidad es un mínimo: en esta cantidad no está incluido el ahorro correspondiente a la supresión de 85 cargos de alcalde y 644 concejales (retribuciones, dietas, etc.) ni los de sus cargos de confianza cada año; tampoco están incluidos gastos de intendencia cotidiana y ocupación de inmuebles ni los gastos de las mancomunidades. Es decir, no se trata de un ahorro puntual un año, sino de la liberación cada año para otros asuntos de un mínimo de 15.5 millones de euros, que dan para mucho.

 

 

¿Qué le diría a la secretaria de un municipio pequeño, a su barrendero o electricista, que esté preocupado por su futuro laboral ante la implantación de su propuesta?
Es una preocupación razonable, porque aunque contar con ayuntamientos más fuertes y con más competencias creará nuevos empleos en sectores hoy ausentes en algunos municipios, y que de repente donde hoy hay un ayuntamiento casi vacío encontraremos lugares repletos de servicios al ciudadano (no olvidemos que las competencias de los ayuntamientos dependen de su tamaño), es cierto que ciertos puestos deberán ser amortizados o reconvertidos. Este proceso deberá ser realizado con la humanidad que a veces a la administración le falta, atendiendo la particularidad de cada caso en un cambio que se haría, intuyo, de forma escalonada. A algunos no les gustará lo que voy a decir, pero tengo claro que la administración no puede mantener artificialmente con el dinero de todos puestos de trabajo innecesarios ni ayuntamientos vacíos de contenido. Los ayuntamientos son herramientas a nuestro servicio, no fines en sí mismos. Pero también tengo claro que unos ayuntamientos fuertes, una región saneada y eficiente proporcionará muchas más oportunidades a los cántabros.

 

 

Estamos a pocos meses de las elecciones locales y autonómicas, ¿se enmarca esta propuesta en un acto de precampaña?
Es un acto necesario más que de precampaña, aunque nos interesa cada día que los cántabros sepan qué proponemos para nuestra región. Hay asuntos que solamente fuerzas políticas renovadoras e institucionales como UPyD pueden abrir. Presentamos la propuesta casi un año antes de las elecciones y hemos propuesto abrir un debate integrador. En UPyD Cantabria trabajamos cotidianamente y presentamos las propuestas cuando están listas. Desde que soy coordinador así funcionamos. Y próximamente presentaremos más. Nos cuesta demasiado elaborarlas para guardarlas en un cajón.

 

 

Liébana será el segundo ayuntamiento más pequeño de Cantabria después del propuesto para Alto Asón, ¿cree que ese detalle restará peso específico al nuevo ayuntamiento en el resto de Cantabria?
No lo creo, no. Lo que sé, empleando los propios términos de su pregunta, es que una Liébana reforzada pesará mucho más de lo que pesa hoy por separado cada uno de los ayuntamientos cuya agrupación se propone.

 

 

¿En qué aspectos se verán beneficiados los ciudadanos lebaniegos con su propuesta?
Pues creo que, como en el resto de casos que afectan únicamente a municipios pequeños, los lebaniegos de repente optarán a servicios con los que no contaban, podrán elegir alcaldes que tengan suficientes competencias y medios para desarrollar su labor. A mí como vecino me gustaría elegir a un alcalde o alcaldesa por lo que puede y sabe hacer, no por la calidad temporal de las puertas a las que puede llamar para pedir… y deber favores. Además los lebaniegos notarían la mejora general que se daría en Cantabria.

 

 

¿Es la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia un ente democrático?
Lo es en la medida en que nuestra democracia alberga y autoriza las mancomunidades, pero no presentan la calidad democrática que nos parece deseable, pues no son los ciudadanos quienes eligen directamente a sus integrantes.. Son entidades en general al servicio de los partidos políticos, presentando notorias carencias en transparencia e igualdad de oportunidades, especialmente en lo que a empleo se refiere.

 

 

Su partido no cuenta con concejales en ninguno de los ayuntamientos de Liébana, ¿tienen pensado presentar listas a las próximas elecciones municipales en alguno de ellos?
Nos encantaría y es nuestro objetivo a medio plazo, pero no contamos de momento con la masa crítica de afiliación suficiente en la zona –algo que entendemos es fundamental para presentar una candidatura seria-, por lo que intuyo que en las próximas elecciones propondremos a los lebaniegos únicamente una solvente lista de candidatos para al parlamento de Cantabria, desde donde nos encantaría poder representar en su nombre nuestro programa. Y esperamos que muchos lebaniegos se animen a afiliarse o simpatizar con nosotros.

 

 

Para concluir, atendiendo a los últimos debates surgidos en el seno de su partido y teniendo en cuenta que forma parte del Consejo Político de UPyD, ¿apoyaría la fusión con Ciudadanos?
Este punto merece casi una entrevista completa, pero contestaré directamente como he hecho con el resto de preguntas, aunque me extenderé algo más. Lo primero indicar a quien nos esté leyendo que realizamos esta entrevista dos días antes de la reunión de Consejo Político nacional en el que las posibles alianzas con terceros partidos serán tratadas y señalando que no creo que lo que allí oiga varíe lo que ahora pienso, pues es una cuestión de principios y fines. Para mí el éxito de Unión Progreso y Democracia (UPyD) estará en seguir haciendo una labor ejemplar, que es lo que nos ha permitido llegar a ser hoy lo que somos (recordemos que partíamos de cero y que hemos tenido todo en contra) eso, y en comunicarlo lo mejor que podamos, a pesar de no contar con el favor de unos medios de comunicación masivos controlados en buena medida por el bipartidismo y sus socios. No podemos actuar con miedo (no lo hicimos cuando hace siete años nos lanzamos al ruedo) sino con la valentía de seguir defendiendo con calidad y siendo sobresalientes en transparencia. Dicho esto, añadiré que entiendo la política como el arte de hacer posible lo que es necesario y eso pasa por negociar continuamente (con compañeros y con extraños), por lo que cualquier decisión en la dirección de los pactos, fusiones o alianzas ha de ser siempre condicionada. Una cosa es una fusión (el objeto concreto de la pregunta) y otra los pactos y posibles alianzas que también pueden vincular temporalmente a dos o más fuerzas políticas. La primera hoy –hace unos años podría haber pensado diferente- la veo improbable por difícil, debido, sobre todo, a que numerosas personas que han echado públicamente pestes de UPyD y sus miembros están hoy en las agrupaciones de Ciudadanos de buena parte de España (Cantabria es un ejemplo), lo que cualquiera entenderá que es una traba importante en cualquier posible negociación. Está además el asunto de la transparencia: UPyD es sobresaliente en esta materia obteniendo una calificación de 9 de un máximo de 10 según Transparencia Internacional, mientras que Ciudadanos se queda en un 3, lo cual no facilita tampoco la tarea por las sombras que puedan proyectarse sobre su trayectoria. Otra cosa son los pactos o alianzas; para aliarse o pactar bastará con condicionar llegado el momento las condiciones y el objetivo. Pero insisto, nuestra trayectoria intachable nos ha traído hasta aquí, cada vez más ciudadanos nos prestan su apoyo y nos alientan, estoy convencido de la mejora continua de nuestra acción política y de nuestra comunicación nos llevará a ser realmente influyentes. Nuestro éxito está por tanto en el trabajo cotidiano y no, sin descartarlas, en posibles alianzas.

 

 

REVOLUCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN LOCAL CÁNTABRA

REVOLUCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN LOCAL CÁNTABRA
-UPyD propone cientos de fusiones en Cantabria para un mapa con 17 ayuntamientos.
-Más de 15 millones de euros anuales de ahorro en sueldos y dietas.
-La propuesta irá en su programa electoral a las autonómicas del próximo año.
-Artículo de Carlos M. Moreno Alles

 

upyd-propone

 

Hace 15 años el Parlamento de Cantabria aprobaba la Ley 8/1999, de 28 de abril, de Comarcas de la Comunidad Autónoma de Cantabria, que pretendía convertirse en un instrumento al servicio de los ciudadanos para la mejora de las prestaciones sociales. Un proyecto que en el mejor de los casos quedó en pequeños intentos a través del impulso de órganos paralelos como las Mancomunidades de servicios. No ha habido voluntad política en cuatro legislaturas de hacer efectiva dicha ley. Y no ha habido voluntad ni del PP de Sieso, ni de la alianza PRC-PSOE presidida durante 8 años por Revilla y tampoco por el PP de Diego.

 
Este instrumento aprobado y que duerme los laureles en los cajones, seguramente ha pasado a mejor vida. A estas alturas cualquier tipo de escalón administrativo “nuevo” en la ya extensa maraña política es vista con malos ojos por administradores y administrados. Más estructura no vende, porque no es ahorro sino despilfarro.

 
¿Está abocada Cantabria con una población que va a menos a mantener una estructura municipal decimonónica, de carácter parroquial y profundamente caciquil? UPYD se adelanta a los tres grandes partidos cántabros (PP, PRC y PSOE) y abre el gran debate congelado de la mejora de eficiencia municipal. Lo ha hecho desde una perspectiva actual y acorde con las exigencias ciudadanas de transparencia, eficiencia y eficacia.

 
Es una apuesta política muy arriesgada; el partido coordinado por Román San Emeterio Pedraja en Cantabria, a través de su Consejo Territorial, ha propuesto una revolución de la administración local nunca vista en la historia democrática de la región; un nuevo mapa para Cantabria que contempla cientos de fusiones municipales y un ahorro de más de 15 millones de euros anuales en sueldos y dietas. También es una apuesta arriesgada porque no en vano supone que casi un millar de personas dejen de percibir fondos públicos en concepto de sueldos y/o dietas; su propuesta supone la eliminación de 85 puestos de alcaldes y de 729 concejales en toda la región. La oposición de los grandes partidos está garantizada y se ha dado en las últimas semanas; la propuesta supone la destrucción de las redes clientelares en pequeños municipios y los apoyos locales que representan todos estos cientos de microcargos en la estructura regional de los grandes partidos.

 
¿Es descabellado plantear pasar de 102 municipios a solo 17? Uno de los mejores ejemplos es la profunda reforma realizada por Dinamarca que ha pasado de tener 19.388 municipios en la década de los 70 a solo 98 ayuntamientos en 2004, lo que equivale a un ayuntamiento por cada 55.240 habitantes. La propuesta de UPyD para Cantabria supone un ayuntamiento para cada 34.760 habitantes; la política comparada nos muestra en este caso que hay incluso más margen de acción.

 
La fusión municipal no es un tema baladí o menor. No solo Dinamarca nos sirve como ejemplo, sino que esta dinámica se ha dado o se está dando en países como Alemania, Holanda, Suecia, Gran Bretaña por voluntad propia y en Grecia y Portugal “animados” por la troika. Y quien dice animados, dice obligados. El Consejo de Europa apremió el año pasado a que aquellos municipios con menos de 10.000 habitantes se fusionaran y es que en pleno siglo XXI, su pervivencia es más que cuestionable; a través de unos presupuestos exiguos resulta materialmente imposible garantizar la igualdad de los ciudadanos y lo único que se consigue es aumentar la tendencia de despoblación rural a favor de las ciudades donde se garantizan todos los servicios públicos.

 
El debate está servido y más que pararnos a escuchar lo que nos tengan que decir unos y otros partidos, lo mejor es que nos sentemos nosotros mismos y reflexionemos sobre el tema ¿Queremos pagar más impuestos para tener más servicios? ¿Queremos mantener la estructura política tal y como está? ¿Queremos adelgazar la estructura y poder acometer mayores políticas públicas? ¿Os imagináis una Cantabria con solo 17 alcaldes, donde la opinión de cada uno de ellos fuera conocida y trascendiera? ¿O preferimos 102 alcaldes la mayoría de ellos mudos? ¿Es justo que algunos alcaldes se rebanen los sesos para poder prestar unos servicios que su municipio no tendría que asumir porque son usados también por municipios vecinos? Toca reflexionar, pensar, proponer y buscar soluciones. Personalmente solo tengo una cosa clara; es necesario ponerse a trabajar y cambiar las cosas.

 

 

Carlos M. Moreno Alles,

Administrador de Liebanízate

 

Los comentarios realizados en este blog deberán ser previamente aprobados por la administración, por lo que pueden tardar varias horas en aparecer. Para que su comentario aparezca instantáneamente puede dejarlo en nuestra página en facebook; facebook.com/liebanizate