Feminazismo

Seamos sinceros. Difiriendo las corrientes actuales que priman la especialización los derechos en su vertiente clásica son universales. Todos los seres humanos son sujeto de derechos humanos inherentes a su condición humana. Y se pueden añadir derechos nuevos, pero son añadidos, no niegan los previos. No ponen en cuestión lo precedente. Pero ahora eso está en cuestión. Como por ejemplo por el proyecto de Ley último del Ministerio de Igualdad Español. De un tiempo a esta parte en temas de violencia sexual y asimilados se está pasando a la inversión de la carga de la prueba. Dejando de lado el hecho de que se criminaliza a la mitad de la población (porque se obvia el maltrato o la violencia dentro del matrimonio igualitario, entre personas del mismo género, poniendo el foco en el “malvado heteropatriarcado”) se está rompiendo con la tradición que encarna la doctrina del habeas corpus y el sistema garantista donde se sustancia el principio de inocencia por el de culpabilidad. No hay que demostrar unos hechos, sino su ausencia. El derecho penal de autores una aberración. Da igual quien cometa el crimen, el crimen es el mismo con independencia de quien lo cometa. Debe conllevar la misma pena. Asímismo la violencia no es necesariamente física, hay más de un tipo, y todas ellas han de ser consideradas. Y ese hecho, de parte de un feminismo como instrumento y bandera de una revolución es el mejor instrumento del fascismo para su vuelta y triunfo en nuestra sociedad. Dejando de lado, obviamente que creerte parte de un colectivo superior te evita reflexiones individualizadas o la vocación de mejorar como persona. Si las mujeres tienen superioridad moral … es una postura muy cómoda, en el fondo. Y no. No se puede poner la carga de la prueba de lo sucedido en generaciones pasadas a la presente, porque los hoy vivos no son culpables de los supuestos crímenes de generaciones pasadas. Y menos cuando ese pasado se toma en blanco y negro y obviando la paleta de colores y matices. Eso es injusto en muchos campos, pero en la llamada violencia de género hoy se asume. Los hombres deben asumir las culpas de sus ancestros por serlo. Y las mujeres son víctimas por serlo. Ligar crimen a identidad es, ciertamente, el mejor servicio al fascismo, que sin duda, si esta interpretación triunfa, será usado en el futuro cercano para imponer sus visiones y obsesiones ideológicas, identitarias y, si, totalitarias. Por tanto, reflexión. Igualdad, si. Al criminal, código penal. Cumplir la ley. No por hacer más leyes es mejor. Mejor pocas leyes y que se cumplan, que muchas e ignoradas. Por todo ello, mujeres y hombres, humanos todos, por la bandera de la igualdad. Por los derechos humanos. De todas y todos. Alea iacta est.

Un Comentario

  1. joseignacioh

    El término ”feminazismo” está mal empleado (creo) las mujeres nacionalsocialistas del III Reich no tenian nada que ver con las feministas radicales (”femimarxistas”) de hoy en día. También opino que estas feministas radicales de hoy en día no tienen nada que ver con el ”fascismo”.
    Saludos:

    José Ignacio Herrera Badía.

    Skickades från E-post för Windows 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .