Feminismo: La última bandera de la revolución

Académicamente entendemos el feminismo de muchas maneras. Hay muchas vertientes y variantes. Como un gran río del que fluyen fuentes vivas y otras ocasiones ya no lo son, cauces que se sacaron y corrientes nuevas. Como la ola del nuevo feminismo de mayo del 68. Conviene pues recordar que el feminismo como movimiento social no es único sino plural y rico, para bien y para mal, como el resto de movimientos sociales.

En lo que nos ocupa hoy el asunto esta en que aquellos y aquellas que perdieron la bandera del socialismo real, que han visto caer a China en el capitalismo salvaje sin los límites liberales occidentales pues políticamente siguen siendo dictadura comunista, los que ven como económicamente y diplomáticamente Estados Unidos ha terminado por ganar un tipo de guerra con Vietnam y donde las nuevas esperanzas comí Nicaragua, Bolivia o Venezuela se disuelven como un azucarillo mientras nos repiten el viejo mantra del auténtico escocés, solo parece y aparece como mirlo blanco aceptado por más allá de su parroquia el feminismo. Y hay que tenerlo muy en cuenta.

Las hay que quieren sobrepasar los límites de la lucha de la mujer por la igualdad. Como? Pues esta el sistema de cuotas, que si bien puede ser coyuntural y durante un tiempo concienciar y corregir un rumbo equivocado, no puede mantenerse en el tiempo porque puede llegar a conducir a una sociedad estamental. Feudalismo es, también, estamental. Que se lo pregunten a las Cortes de Navarra, por ejemplo. Pretenden unificar el feminismo desde un solo foco aglutinador: el suyo. Y es tarea de las mujeres conocedoras de la academia, que las hay, desmentir ese punto. Como ocurre con el pacifismo o el ecologismo. Y es que por otra parte cuando se habla de heteropatriarcado y de opresión de la mujer, más allá de discursos floridos, hay que poner indicadores en tanto que en un momento sean superados. La vocación del feminismo no puede ser la de cronificar un tema que cual capas de cebolla, a la inversa, en políticas cuantitativa y cualitativamente ineficaces se vayan incorporando capas superpuestas hasta que… Hay que tender a dar soluciones a los problemas. Con métodos científicos. Y respeto a las reglas de juego. Entre ellas el valor Supremo de la igualdad junto a la libertad y no la igualdad de la granja de Orwell y del cerdo napoleón. Esto es porque las hay que vinculan el heteropatriarcado con el capitalismo. Entonces, sin decirlo, el feminismo sería anticapitalista. Y también vinculan feminismo con pacifismo y ecologismo. Y volvemos al viejo mito del falso escocés. Porque cuando se les dice que hay mujeres que han ido contra la paz y el equilibrio natural te dicen que no son auténticas mujeres. Y finalizo simplemente resumiendo que en un movimiento de aceptación y repercusión como la que tiene el fenómeno del feminismo, como tantas otras veces, hay gente interesada en pescar como sea en respuesta última a tapar sus propios fracasos históricos. Y sin desmerecer las causas objetivas que existen para que las mujeres reclamen libertad e igualdad en la sociedad, son ellas mismas las que deben depurar aquellos elementos que quieren cual lemures enfurecidos volverlas a llevar al precipicio de la historia, y decirles que el feminismo es tan plural como las mujeres que lo componen. Imponer unicidad en pluralidad es dictadura. Y la bandera de la dictadura del proletariado ya se les calló. Por eso solo les queda intentar que el feminismo sea su última bandera para la revolución.

Anuncios

Un Comentario

  1. José Ignacio Herrera Badía

    Feminismo. “Igualdad” entre el hombre y la mujer.

    Para empezar por el principio, y generalizando, el hombre y la mujer no somos iguales. El hombre es mas grande y mas fuerte físicamente. La mujer es mas pequeña y mas débil.
    Las posibles excepciones confirman la regla.

    Ejemplos propios: cuando yo era joven y venía a un almacén cercano un camión cargado de sacos de abono para el campo y lógicamente había que descargar el camión, me llamaban a mi o si yo no estaba, a otro joven. Nunca llamaban a una mujer.
    Cuando había que cargar un camión con cajas de naranjas de unos 20 kilos y pico y las cajas se habían de apilar hasta siete cajas de altura, me llamaban a mi o a otro joven, nunca llamaban a una mujer.
    Cuando yo trabajé en una cantera donde producían entre otras cosas grava de diferentes calibres y arena fina, este material lo almacenaban en una especie de silos. Cuando había que cargar un camión subía yo al camión y abría una trampilla para cargar el camión. Allí no trabajaba ni una mujer.

    Cuando iba en invierno al campo a cosechar naranjas, bien a jornal o bien a destajo, no había en la cuadrilla de “collidors” (cosechadores) ni una sola mujer. (Sacar de dentro del huerto de naranjos, capazos con casi 20 kilos de naranjas, cada vez mas lejos de la báscula no es muy liviano precisamente).

    Cuando comencé a trabajar en unas oficinas, había mujeres trabajando, hacíamos trabajos parecidos, todos cobrábamos lo mismo. Aquí ya podían trabajar mujeres. Pero:
    Cuando una mujer se casaba y quedaba en estado, en cierto punto del embarazo debía dejar de trabajar y después del parto, estar un periodo (entonces grande) en casa cuidando del recién nacido, cosa que es lógica:
    la mujer por su naturaleza es la que se queda en estado y en su tiempo, pare, además la mujer tiene sus pechos que en realidad son “glándulas mamarias”, y que están “construidas” para que produzcan leche con que alimentar al recién nacido. Todos los médicos, dicen que esa leche es el mejor alimento para el recién nacido. Y los pechos femeninos tienen pezones para que el recién nacido pueda mamar en “directo”. Hay mujeres que pueden producir leche durante muchos meses. A mi modesto entender, la madre debe dar de mamar a su hijo mientras sus pechos produzcan leche.
    Que la mujer use sus pechos muchas veces para pasarlo bien y disfrutar sexualmente, no quita razón a mi argumento anterior.

    En (por ejemplo) las ruedas de prensa que dan algunos “políticos” tras el llamado “consejo de ministros” se ven casi mas mujeres que hombres “periodistas” (entre comillas ya que muchos dan pena) bueno, como es un trabajo bastante liviano, se supone que si tanto hombres como mujeres ejecutan el mismo tipo de trabajo, cobrarán lo mismo. Pero:

    Si hay guerra en algún país y el periódico de turno quiere mandar un “corresponsal de guerra” (o como se llame), normalmente mandarán a un hombre. Porqué? En los frentes de guerra suelen pelear hombres, hombres jóvenes. A un corresponsal de guerra no lo van a molestar mucho, pero si se empeña en ir de corresponsal de guerra a una mujer, corre el riesgo de que un soldado “caliente” viole a la periodista femenina.
    Hace tal vez poco mas de un año, a la ONU se le ocurrió mandar al Congo, en guerra, a una joven sueca con una acompañante. El Congo estaba en guerra. Soldados contra soldados, en su mayoría hombres.
    A esta joven sueca que estaba haciendo un trabajo de la ONU, sencillamente la violaron y la asesinaron. Quien la violó y la asesinó? hombres que físicamente son mas fuertes. Es muy difícil que una mujer viole a un hombre.
    Resumiendo, hay que aceptar lo que somos, yo no elegí nacer hombre como mi madre tampoco eligió nacer mujer.
    Querer que por ejemplo, en “trabajos” (entre comillas) muy livianos como ser diputados del parlamento y que “por ley” haya tantos hombres como mujeres, es sencillamente absurdo.

    A los trabajos “livianos” se debe acceder por méritos, seas hombre o mujer. En los andamios de la construcción por ejemplo no hay mitad hombres y mitad mujeres.
    Conclusión: el “feminismo” actual es un absurdo.

Responder a José Ignacio Herrera Badía Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.