En defensa de Israel y del comercio libre

WO-AV827_ISRPOL_9U_20150318184823Sin duda uno de los países en el mundo más criticados es Israel. Eso es de dominio público. Lo que no lo es tanto es la injusticia y la endeblez de muchos de sus argumentos. Y mucho más importante que eso, se sitúa en el verdadero núcleo del asunto la doble vara de medir los acontecimientos. Pareciera que cualquier cosa que hiciera un israelí es un pecado de lesa humanidad, sea cual fuera el comportamiento. Y al revés, cualquier cosa que haga un palestino es bendecido y alabado como el mayor hecho y gesto de humanidad, sea cual sea el contenido. Pues no, hay que romper con esto de una vez. Si, hay que poner el foco en como vive la gente en Israel, pero también en como viven los palestinos en los países, supuestamente hermanos, árabes. A veces se ha dicho que los palestinos ya tienen un estado, y ese se llama Jordania. No en vano, en la conferencia de Madrid de 1991 la delegación era jordano-palestina. La memoria histórica ha de ser completa para merecer tal nombre. Y si, un boycott a Israel es un crimen contra la humanidad.

Cuando caen los cohetes palestinos sobre Sderot no hay nadie que cuente cuantos ni como caen. Y que cabrones estos israelíes que han desarrollado la cúpula de hierro para minimizar las bajas. Ojo, de cualquiera que viva en Israel. Que es la democracia más antigua de Oriente Medio, en mucho tiempo, la única. Eso si, si Israel decide responder para eso si están las cámaras occidentales. No deja de ser curioso que hasta los años 70 Israel fue la niña mimada de la progresía occidental, de todo aquél que se reclamara de izquierdas. En su nacimiento Israel tuvo más apoyo de la URSS y del lado de allá del telón de acero … y gran cantidad de armas fueron de origen checoslovaco. En 1948. Recordemos que en 1954 a Jacobo Arbenz la compra de armas a Checoslovaquia le valió de la compañía frutera UFC el ser tachado de ser amigo del kremlin y país comunista. La memoria es frágil, y se olvidan cuestiones fundamentales, como que la verdadera partición fue en 1921.

Cierto es la declaración Balfour, pero como hubo otras tantas, los judíos habían sido traicionados y vendidos muchas veces en la historia. Podía cumplirse … o no. El mandato era para los británicos de lo que hoy es Israel y Jordania. En la actual Jordania viven… de entre la población, el 40% son palestinos. Incluyendo la reina. Y no olvidemos que hay tantos lugares santos del judaismo en Jordania que en la propia Israel. Esa fue la partición, la de 1921, sobrevenida, y decidida por los británicos. Y en 1947 fueron los países árabes los que se negaron a la que dicen es la partición, que no lo es tanto, sino una nueva división de la partición de 1921. Y lo hicieron así porque pensaron que iban a lograr echarles a todos al mar. Hoy es el día en que en algunos lugares del mundo se canta “From the river to the sea, Palestine will be free”, desde el rio jordán al mar mediterráneo. Es por ello que los ejércitos árabes recomendaron a los ciudadanos palestinos que salieran del territorio, harían una limpia más rápida, sin costes ni molestias, y luego podrían volver a casa con normalidad. Sólo que … perdieron la guerra.

Gusta comparar la situación de Sudáfrica con la de Israel. Si, tuvieron vinculación. Con el apartheid. Aunque, además del tema nuclear, sería interesante investigar quien más pudo tener vinculación con la industria del armamento. La historia, completa. Dejemos eso. Son los palestinos ciudadanos de segunda en Israel? Puede ser. Es discutible. Son los palestinos ciudadanos en los países árabes o del golfo? Rotundamente no. A esos países los palestinos se los trae sin cuidado. Un jeque árabe gasta más en un fin de semana en occidente que lo que pueda donar para la causa palestina. En los países del golfo, donde la minoría sunii es menor al 20% de la población total, palestinos están a la par de filipinos, nepalíes, indios, paquístaníes y demás gente que se encuentra en los arrabales y los suburbios. No tienen derechos, y menos civiles o políticos. Y a ciertas personalidades sólo les sirven en su lucha contra Israel. No por los palestinos, sino contra Israel. Así se puede entender que aquellos campos de refugiados de 1949 hoy sigan en los mismos sitios. Eso es lo que les ha importado, así lo han asimilado e interiorizado. Son los apestados. Los palestinos son los judíos del mundo árabe. Usados como coartada contra Israel.

Se imaginan que cuando Monet, De Gasperi, Adenauer, Spaak y demás padres de la construcción europea hubieran visto un mapa hubieran visto un agujero en medio llamado Suiza y hubieran llegado a la conclusión de que hasta no incorporarla cualquier construcción europea carecería de sentido? Primero el arabismo socialista, luego el islamista han tenido la obsesión de la existencia de Israel como freno de la integración árabe. Coartada más bien. Porque como por otro lado se plantea en “Socrates y Palestina” entre 1948 y 1968 pudieron haber hecho mucho por un marco autónomo en Gaza, Samaria y Judea (cisjordania, west bank) y no lo hicieron porque no quisieron. Ayudar al pueblo palestino era la menor de las preocupaciones. Y si alguien visualiza la película “Chacal” de 2010 podrá aprender cosas muy interesantes sobre el uso de fondos públicos de algunos estados árabes en los años 60, 70 y 80. El papel de Israel siempre ha sido la de defender a su pueblo. Israel jamás ha emprendido una guerra ofensiva, sino siempre en defensa de su gente, de su ciudadanía. Y este hecho, como se ha expuesto, jamás se pone en perspectiva y en valor. Se cuenta una parte, la otra se obvia. Y eso debe acabar.

Israel tiene derecho a existir y a sobrevivir, a defenderse, y a ser un país que cuide de su tierra y de sus gentes, que apueste por la innovación y por la cultura de la democracia y del respeto. Puede sonar difícil a los óidos acostumbrados a escuchar que todo lo de Israel es malo por naturaleza, y lo palestino bueno por naturaleza. Usamos estándares occidentales para una situación y unas vivencias que no son el día a día de Londres o Madrid en las ciudades de Israel. Antes al contrario. En los años 90, lo sucedido en Bataclán o en el paseo marítimo de Niza pasaba en un pequeño país mediterráneo, y a pocos les importaba cuando un chalado hacía explotar sus bombas en una cafetería, en una pizzería, en un autobús, en una discoteca o en un centro comercial. Años 90, no hace tanto. En Israel. Encontraron una solución que funciona, y se les critica por ello. A ver que hacemos los europeos con lobos solitarios que pueden hacer tanto daño en Europa como el que hacían allí hace escasamente 25 años. Es un reto en el que deberíamos ser humildes, y aprender de la experiencia. De quien la tenga. Saben que el primer mayor desliz puede ser el final, y hay gente que ataca israelíes y judíos por el mundo para que se concentren en Israel. Para que sea más fácil acabar con todos ellos. Ha habido gente que lo ha confesado. Tal cual. Y para la paz, debe haber alteridad, reconocimiento del otro.

Ciertamente es fácil dejarse llevar, y el mainstream es el que es, y es muy difícil luchar contra ello. Aún así la propaganda sobre el exterminio del estado de Israel y lanzar al pueblo hebreo otra vez al exilio existe, incluso en lengua inglesa, o subtitulada, en vídeos de youtube, sólo hay que abrir la mente. Como por ejemplo, cuando se dice que después de la segunda guerra mundial los judíos europeos deberían haber vuelto a sus casas, en vez de ir a Israel. Hombre, eso se olvida que si esos judíos fueron a los campos y a la muerte fue con la complicidad o el silencio de sus vecinos. El famoso poema que termina en que cuando nadie pudo protestar, vinieron a por mi. Hubiera sido muy duro, como poco recelo, que aquellos vecinos que no hicieron nada por salvar a los judíos (y otros, claro está) hubieran vuelto como si no hubiera pasado nada. Ese hecho ya no era posible. Y lo que antes era un desierto, ahora es un país próspero. Gracias a la inventiva e ingenio del pueblo judío. Que tienen dos universidades en el top 100. Y españa … bueno, dicen que la primera es la 148, pero eso catalana, así que, españoles, miren más abajo. Son los indicadores los que dicen que el proyecto nacional llamado Israel y con capital en Jerusalém es un éxito y que merece proyectarse en el futuro.

Sin duda, Israel es una democracia. Perfectible, obviamente. Nadie es perfecto. Un boycott va contra la humanidad si no hay criterios objetivos para llevarlo a cabo, y no existe motivo alguno. Existen problemas de seguridad, pero que son sobrevenidos, y si fuera por Israel, no existirían. Es más, lo que conviene al mundo, a su prosperidad, es tener cuantos más acuerdos con ellos mejor. Para hacer un mundo mejor, cuantos más acuerdos con Israel, mejor les irá a ellos, a nosotros y a la humanidad. Ser justos, no cerrar voluntariamente un ojo, tener criterio propio, y sin apriorismos, y sin dejarse arrastrar por la manada. Y descubrir que ni unos son tan malos, ni los otros tan buenos.

Anuncios

Un Comentario

  1. Inácio Lage

    ¿¿A que resulta fácil recordar las tres condiciones que llevaría a Israel a abandonar la senda que lo conduce a convetirse en un estado paria??

    1. Terminar la ocupación y colonización de tierras ocupadas en 1967

    2. Reconocer la igualdad de derechos de los palestinos que viven en Israel

    3. Respetar el derecho al retorno de los refugiados palestinos

    Y ya….. Bienvenidos entonces al concierto de las naciones de la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.