Ante el hermanamiento electoral vasco-gallego

eleAnunciadas las elecciones vascas para el 25 de Septiembre de 2016, estando previstas para el 23 de octubre de 2016, no supone un adelanto sino técnico. Se podrían haber convocado incluso el 20 de noviembre, pero el escenario general no acompañaba para semejante aventura. Los 4 magníficos, PP, Podemos, PSOE y Ciudadanos no están por la labor de dejar de ser inflexibles en Madrid y siendo incapaces de acordar un gobierno, son capaces de hacer una segunda vuelta electoral, e incluso una tercera, porque no. Puede que en diciembre. Un debate sosegado requiere lejanía temporal y espacial. Y es así que el Lehendakari acabó, indirectamente, convocando las elecciones gallegas para el mismo día. Porque ambas naciones merecen un espacio propio para poner encima de la mesa de los electores proyectos propios de futuro. Una agenda vasca, y gallega, que marque los intereses nacidos de la tierra, con proyección universal. Desde lo propio al mundo.

Al Parlamento Vasco le han faltado meses para cumplir con el calendario legislativo propuesto por un Gobierno Vasco que ha basado su actuar en tres pilares: salir de la crisis, paz y convivencia y un nuevo status para Euzkadi. Curiosamente ahora alguno de los nuevos se arrima al mismo esquema, bienvenidos sean. Aunque su candidata a Lehendakari no apuesta por reivindicar más competencias y antes que unas terceras elecciones apuesta por … un gobierno de Rajoy. 29 proyectos de ley prometió el PNV en su plan legislativo desde el ejecutivo, y los 29 han entrado en registro, pero los plazos se han estirado demasiado, a pesar de venir pactadas con los sectores afectados … sólo se han podido aprobar 19. Un balance positivo, como demuestran los indicadores sociales, usados como referencia en Europa.

En Galiza el asunto está en si En Marea (A nova e IU) van junto a Podemos. Sin duda la táctica de En Marea es incorporar a Podemos como un ente susbumido. Algo deberían haber aprendido de Compromis. Y del Bloc, dentro de tal. Debería ser un punto de intercambio entre verdaderos nacionalistas. Podemos quiere su protagonismo y su visualización. Quiere una coalición En Marea-Podemos. Tiene su miga, porque ante la desitegración-voladura del BNG, el nacionalismo gallego, fragmentado, quien sabe si con electorado aún, y con cuadros, si, pero necesitado de los votantes de podemos en las elecciones generales para el resultado de las mareas … revela la mar de fondo que trae el viejísimo elemento de la contradicción primaria y secundaria del marxisimo, que puede decidir el posible peso del nacionalismo gallego en el próximo parlamento. Su supervivencia más bien. Tiempos complejos y complicados, que invitan a una reflexión, antes, durante y después, pase lo que pase, tal vez, volviendo a los fundamentos. Saber cual es la raiz y la base. Tener claro eso, al menos.

En Galiza casi seguro Feijoo tendrá mayoría absoluta. Y en Euzkadi el PNV ganará las elecciones. Sean cuales sean los resultados habrá gobierno antes de 2 meses. Y como esta legislatura, la geometría variable se impondrá. Pactos entre diferentes, para una sociedad plural, la vasca, en la que se sabe negociar, se sabe pactar, y se sabe gobernar. Aún así, mejor no adelantar detalles. Eso queda en manos de gallegas, gallegos, vascas y vascos. 25 de septiembre. Cita con las urnas. Y hay que votar. Es importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.