C’s y la insoportable levedad del ser santanderino

Santander sigue siendo la capital de Cantabria,y sin embargo, el peso político en el marco de la comunidad aún no es el que le corresponde por derecho. Aunque, a pesar de muchas circunstancias de las recientes elecciones municipales y autonómicas, esté más cerca de alcanzarlo. Aún a pesar de la pérdida de la mayoría absoluta del PP, no sólo en Santander, sino en otras partes del árco de la bahía, se asume como verosimiles unas insidiosas declaraciones del todavía alcalde en funciones, Iñigo De la Serna, achacando al principal partido de la oposición, el PRC, de haberle garantizado la continuidad en la alcaldía. Vamos a demostrar en sus exáctos términos quien es el responsable único y exclusivo de esa continuidad: C’s. Y que, donde no está C’s, el cambio, se produce. Y que, C’s, son gente que aterriza como un marciano sobre la tierra, sin conocer las peculiaridades del territorio, y reconociendo recibir órdenes tajantes desde las alturas; justo lo contrario que la democracia que tratan de meter con calzador a los demás.

Santander. Primero, vayamos a los resultados electorales. El PP ganó las elecciones con olgada distancia al segundo. Hasta el escrutinio del 90% tenía 12 concejales en su haber, 12 de 27, que aunque la ciudad continúa perdiendo población a un nivel alarmante, de varios miles, sigue eligiendo 27 corporativos. Al final, y por escasas dos docenas de votos logró hacerse con el concejal 13 a costa del PRC, que no lograba su número 5. El PSOE, tras una deriva prolongada de 11 concejales 1999, 9 en 2003, 7 en 2007, 5 en 2011, tras una legislatura desaparecidos del radar y del mapa, tras unas primarias tormentosas (psoe y primarias es como el martillo y thor, siempre hay algún trueno por algún lado) han logrado mantener resultados. El PRC partía con dos escisiones personalistas. Una se ha juntado con los anti-cántabros y pro anexión a castilla de la unión. Otros se la han pegado con unos pocos centenares de sufragios en Santander. Aquél que se creía predestinado por el dedo del señor a liderar el proyecto cantabrista en Santander. Pues ahí tiene sus fieles, y es que el tiempo, pone a cada cual en su sitio. Bueno, unas docenas de votos le han separado al PRC de lograr el escaño número 5, quedándose en 4. Pero es que, ha logrado incrementar votos. No muchos, es cierto, pero no sólo no ha perdido votos, sino que ha logrado alguno más, y a punto ha estado de alcanzar el máximo de la serie histórica en Santander del PRC, con la siguiente secuencia: 2 concejales en 2003, 5 en 2007, 4 en 2011, 4 en 2015. El PRC en Santander es una fuerza consolidada en Santander. Y que, sin duda, aspirará a dar el salto a ser percibida como alternativa de gobierno del PP. Pero es que, además, se ha dado la circunstancia de que ha mantenido el tipo cuando hay una ampliación de contendientes con opción al reparto: de 3 grupos municipales, se va a pasar a 6, conel concurso de 2 concejales para ganemos (podemos), 1 para iu y 2 para c’s. En un escenario complejo, y vista la trayectoria, se puede ajustar el juicio acerca de los logros de cada cual. Y el escenario post-electoral era complejo, y abierto.

El PRC de Santander no sólo jugaba en Santander en las elecciones, y es que el mayor valor del grupo de trabajo que sustenta al candidato a alcalde por el PRC no es el de haber logrado un impenetrable y cohesionado grupo de gentes pro activas en pos de un regionalismo urbano que cada vez más personas comprenden y asumen, sino que desde la capital se ejerza un liderazgo horizontal y compartido, integrador, del arco de la bahía, con un incremento proporcional, generando sinergias compartidas en pos de una integración en un área, donde, siendo claros, el PRC siempre ha tenido dificultades, siendo, hasta la fecha, considerado más bien algo de ámbito rural y no tan presente en la Cantabria periurbana (los 11 núcleos más poblados). El primer paso fue la conformación del comité comarcal del arco de la bahía, donde, los resultados, se encuentran a la vista en Pielagos, donde el PRC sube de 2 a 3 concejales, y posibilitando un cambio de gobierno, en Bezana, subiendo de 2 concejales a 3, periendo el PP la mayoría absoluta, en Astillero, donde el PRC pasa de 2 concejales a 4, a unas docenas de votos del número 5, y, dadas las circunstancias del alcalde del PP, actual y anterior, va a asumir la alcaldía, como primera fuerza de la oposición, en Camargo, donde pasa del 2 concejales a 3, y donde, se demuestra, que, no estando C’s en la ecuación, el cambio es posible, dado que el PP ha obtenido allí 10 concejales, a 1 de la mayoría absoluta… En el arco de la bahía se demuestra que el trabajo, liderado por el PRC de Santander, en donde el presidente del dicho comité, Jose María Fuentes Pila, y el secretario de organización, Raul Huerta, son dos de los cuatro concejales que va a tener el PRC en la capital de cantabria. Y es que, en solitario, se puede avanzar rápido, pero en común, se llega más lejos. Y esta segunda derivada es la voluntad declarada del PRC, el avanzar, en conjunto, hacia un arco de la bahía cantabrista, sin dejar a nadie atrás, sin prisa, pero sin pausa.

C’s. Primera vez que se presentaban? Pues a las municipales, si, pero no era la primera vez que había una papeleta de C’s en las urnas cántabras. Y es que, además de las europeas de 2014, se presentaron a las europeas de 2009 por libertas, un grupo de extrema derecha, patrocinado entonces por el grupo intereconomía, y con vinculaciones con un grupo extremista polaco, conocido en el parlamento europeo por sus loas al dictador Franco. Asimismo estuvieron en las generales de 2008. Con escaso éxito. Data de aquella época cuando, en prensa, su representante en Cantabria (apoyado por Arcadi Espada) asumían como propias las tesis de La Unión, es decir, que Cantabria no tenía sentido alguno como comunidad autónoma, que su futuro pasaba por una disolución inmediata de la autonomía y su inmediata integración en Castilla y León. Como casi todo en este partido, que para nada es nuevo, sino que tiene ya casi 10 años de existencia, y en el que su portavoz en el Parlament Catalán es el portavoz parlamentario con mayor veteranía allí (desde 2006), los principios pasan por el grouchomarxismo, si no te gustan estos principios, tengo otros. Y es que se ha demostrado que si en Andalucía ponían líneas rojas de la dimisión de Chaves y Griñan, con papeles firmados de por medio, siquiera para levantar el teléfono (o descolgarlo), esto no se ha producido, más allá de unas promesas vagas y orales de no renovación del senador autonómico de Griñan (de 70 años) o la presencia de Chaves (de 71 años) en puestos de salida en las listas de las próximas generales, dandole igualmente el si a Susana Díaz como Presidenta de la Junta. O como en el País Valenciá han comprometido su palabra a impedir el acceso a cualquier cuota de poder a compromis… salvo en cierto pueblo de Castellón donde C’s le ha dado la alcaldía a Compromis. O ese pueblo donde una anciana de 83 años quiere la alcaldía para si, frente a 3 del PP y 3 del PSOE, al menos, durante los 2 primeros años de la legislatura. Y es que, además, quien es C’s para poner por escrito exigencias de órden interno a los partidos? Podrá pretender cambiar la vida pública, las instituciones. Pero la vida interna de los partidos es responsabilidad de los afiliados. Y tienen la democracia interna que quieran. Y la que les gusta. Y si no les gusta, es sencillo, porque la afiliación a un partido es voluntaria. Uno se da de baja, se junta con gente que opina como uno, y funda un partido. Como han hecho los de C’s. Y es que, está demostrado, que además de haber simpatizado y votado al PSC, Albert Rivera fue afiliado, militante, tanto de Nuevas Generaciones como del Partido Popular, con una cuota de pago, con todos los cánones. Y, legítimamente, no le gustó, se fue, y fundó su partido. Y ahora, en un porcentaje importante, recive a votantes desencantados del PP. Empezando por Andalucía. Ah, y, por cierto, se cuenta, lo dice el propio Albert Rivera, que el principal motivo para ser el primer presidente fue que se hizo un órden alfabético y se hizo por nombre y no por apellidos, como suele ser habitual, y su nombre empieza por A. Todo un dechado de virtudes razonadas y participativas para la elección de quien es el líder indiscutible e insustituible de C’s. Un poco como ha sido Rosa Díez en UPyD. Y, dicho sea de paso, Albert Rivera debe mucho a Ernest Benach como Presidente del Parlament en su primera legislatura, puesto que de 3 diputados, 2, le salieron dísolos. Y pretendieron quitarle la portavocía del grupo, y luego, dejarle fuera del grupo. Sin la intervención del republicano como líder de la mesa, Albert Rivera no hubiera podido mantener grupo parlamentario (uninominal), con sus dos compañeros en el grupo mixto, como no adscritos. Que todos tenemos nuestra historia, y es un error tratar de ocultarla. Hay que asumirla.

Algunos pretenden ver más allá de lo que hay. Claro que se ha intentado hacer una serie de reuniones a cinco bandas, claro que se ha intentado un gobierno de cambio para Santander, toda vez que el PP no tenía mayoría absoluta y había que intentarlo. Y el PRC ha puesto encima de la mesa una propuesta lógica. Y es que si había voluntad de cambio, esta debía expresarse en un gobierno de todos, en el compromiso de gestionar el futuro en común. Por una variable necesaria de comprender. Y es que, es cierto, 9 son los concejales, igualmente sobre 27, que tuvo Bildu en Donostia, y los que tiene ahora EAJ / PNV para liderar la capital gipuzkoana, pero, en ambos casos, como los 9 concejales del PP, tanto en 2011 como en 2015 de Vitoria-Gasteiz, se parte del hecho de ser primeras fuerzas electorales, de liderar los consistorios. En el caso de Santander, había 13 concejales enfrente de un equipo de gobierno que asumiría sus responsabilidades con tan sólo 9 concejales. Y el resto, hasta los 14, los 5 de C’s, IU y Ganemos (podemos), viendo los toros desde la barrera, pero imponiendo la hoja de ruta, el programa. Querer lubina para cenar, pero sin mojarse el culo ni sacar el morral o la caña de pescar. Y es no puede ser, la lógica indicaba que tenía que ser de otra manera. Y esa apuesta necesaria, la diga Platón o su porquero, es una verdad del barquero que, la dijo Fuentes Pila, pero la podía haber dicho cualquier otro. Y, al final, llegó una llamada. De Albert Rivera. Y es que el famoso (y etéreo) pacto de condiciones lo podía firmar el PP. Pero no lo podían firmar ni PRC ni PSOE. Y es que, antes de las generales, Albert Rivera prefiere dar juego como un sabio crupier, a un lado y a otro, no entrar en gobierno (alguno se le escapará seguro, entrando en algún gobierno), y no desbancar a nadie de la primera posición (ya veremos si esto se cumple en su integridad) Y fue C’s quien dió un portazo, un cerrojazo a la reunión prevista a 5 bandas y apostó por un acuerdo con el PP. Ante esto, el alcalde saliente de Santander, y, probablemente, re electo en el cargo, tuvo la ocurrencia de repartir culpas, y soltar tinta de chipirón, diciendo que C’s había ayudado, pero que siempre había sabido que sería alcalde, dadas las “exigencias” del PRC. Y es que, lo que le habría ilusionado al alcalde es haber llegado a un acuerdo de gobierno con el PRC, dado que el verdadero candidato a Presidente del Gobierno de Cantabria era Miguel Ángel Revilla, dado que, con este presidente, es cuando tuvo casi todo lo que pidió. En cambio, con el Presidente Nacho Diego, la capital ha sido ninguneada y vejada, y la capacidad de reivindicación del alcalde cercana a cero.

C’s suele decir que quiere limitar mandatos, pero en Santander, le van a dar un tercer mandato al PP de Iñigo de la Serna. Alguien debiera decirles que el PP, tanto el cántabro, como el de Santander también, son capaces de firmar algo y de incumplirlo sistemáticamente al día siguiente. Ahí están las infografías, que día si, día también, inundan las páginas del medio amigo, del Diario Montañés. Pero si esto no fuera poco, ahí están las sendas cartas de Mariano Rajoy como presidente del PP, en la campaña de mayo de 2011, prometiendo en una la financiación total de Valdecilla por parte del Estado (lo van a pagar íntegro los cántabros), y por el otro, la pronta llegada el AVE a Santander (y que no llegará ni para 2020, ni se le espera más tarde. Y es que, un ejemplo es muy clarificador. La llegada del AVE era la oportunidad de acometer una reordenación ferroviaria en la zona de Castilla Hermida. Sobre ella se ha hecho una pasarela de conexión con la calle alta, que era promesa electoral del PRC en 2011, pero con un necesario matiz. Mientras el PRC apostaba por una construcción móvil, el PP, con un presupuesto 3 veces superior, lo ha hecho en sólido hormigón. Asumiendo que la prometida reordenación ferroviaria, como poco, en las próximas décadas, no se va a dar. Y es que C’s no parece conocer a este PP, de Santander, y de Cantabria. Como, dicho sea de paso, tampoco parecen conocer la realidad a pie de calle, barrio a barrio de Santander, porque, es muy fácil hablar sobre un plan de supuesta regeneración democrática, que tiene la misma aplicabilidad en Santander que en Cuenca, que en Milán, que en Coimbra, que en Acapulco, que en Pekin. Asumir un mismo documento para todo el estado puede ser fácil de gestionar desde la dirección, pero ni es justo, ni es realista, ni es democrático. Porque la democracia debe asumirse de abajo hacia arriba, y no al revés, que es el gusto de la tradición española y españolista de la que es heredera ciudadanos. Y esto debe hacerse constar, constatar, como un hecho inapelable.

Además, un hecho, de una comunidad hermana, de su capital, viene a corroborar la extraordinaria mentira, asumida por ciertos socialistas, resentidos con la pérdida de la opción de la alcaldía de la capital (que, dicho sea de paso, la legitimidad, no la tenían), dicha por el alcalde De la Serna, del papel del PRC con su empeño de un gobierno a 5, y no un bipartito vendido frente a la casi mayoría absoluta del PP. Y es que Cuca Gamarra, alcaldesa saliente del PP en Logroño, igualmente en una situación cercana a la mayoría absoluta, con igualmente PSOE, PR, Ganemos (podemos) e IU enfrente, pero sin esa exigencia, la ecuación ha sido la misma. Órden de Albert Rivera, firma del papelito por el PP, y dejar gobernar al PP en minoría, aún a pesar de cuantas reuniones de urgencia que se han podido hacer, y se harán hasta la constitución efectiva e investidura de los nuevos alcaldes a mediodía del sábado 13 de junio. Y es que este hecho, el de Logroño, demuestra que las acusaciones, más allá de la realidad de la vecina Camargo, que donde C’s no está, el cambio es posible, y se hace; en la capital riojana, donde no está el PRC (pero si su hermano PR), y no tenían planteado (a su pleno riesgo) la necesaria cláusula de plena participación del futuro de la ciudad, C’s se ha comportado igual. Por lo tanto, el comportamiento de C’s era previsible, y estaba en el guión. Tanto con los 13 concejales, como si hubieran sido 12, pues 12 más 2 siguen siendo 14, que suman la mayoría absoluta. Esto es de cajón de madera de pino, matemático, absolutamente inapelable. Ir contra esto es ir contra la realidad, y aportar otras justificaciones, un error grave, producto de situaciones subjetivas, de neuras sobre determinadas siglas o determinadas personas, que merece superarse, pues el futuro de la ciudad de Santander, sin duda, será compartido. Y se necesitará mucha ingeniería social para tejer complicidades, cara a un futuro gobierno de cambio. Y, sin duda, el PRC tendrá su papel. Como también lo tendrá el PSOE. Pero desde el realismo y el posibilismo.

C’s podrá descubir, junto a su rodaje político, el valor de la palabra del PP. Y, descubrirá, como así lo ha demostrado el papel en el Frente Marítimo, en la Smart City, en la capital cultural 2016, el mundial de vela y otros, cual es el comportamiento y la credibilidad del PP. Como en las mecánicas de vista alegre, o en el bus de tetuan. Y, cual será el comportamiento encontes, plantear una moción de censura, cuando se sientan engañados y ninguneados por el PP? Cuanto estarán dispuestos a aguantar hasta llegar a ese punto? La única verdad es que, si estos cuatro años han sido los que han demostrado la validez del voto regionalista en Santander, con una actuación en barrios, en macro, en proyectos, ideas, con una alternativa constructiva, día a día, en los cuatro años que seguirán la re elección de De la Serna, el PRC mantendrá líneas de trabajo y profundizará en todas ellas, en su compromiso de barrios, de la ciudad, del arco de la bahía, y de liderazgo de la ciudad sobre la comarca y sobre el conjunto de la región, dando la visión que ya se plasmó en la asamblea general del PRC de Santander de enero de 2015. Y es que, antes incluso del inicio de las elecciones, más allá del hecho de si el PP mantendría o perdería la mayoría absoluta en Santander, el proyecto iba más allá de estas elecciones, para el PRC. No es poco la pérdida de la mayoría absoluta, pues, el PP va a tener que estar atentos y va a tener que asumir una disciplina de hierro que en la pasada legislatura no ha tenido, pudiendo perder muchas votaciones en el salón plenario, no ya mociones, sino enmiendas, e, incluso, tener que prorrogar presupuestos si no quiere, llegado el caso, que la oposición se los haga por el. Se abre un tiempo interesante donde el valor del diálogo, de la negociación y el acuerdo se van a poner encima de la mesa, y se va a poder ver, con opciones realistas de un juego más equilibrado, de quien tiene las dotes de líder (de hacer lo necesario por la ciudad y su futuro) y quien es simplemente un mito (aquel que preserva su figura tal y como la gente lo ve, sin importar los pequeños hechos del día a día… tal vez con vistas a un futuro personal en Madrid). Y, como suele pasar, tras las elecciones del 24 de mayo, domingo, le siguió el lúnes, de descanso. Pero el martes 26 de mayo de 2015 empezaron, de manera efectiva, las elecciones municipales de mayo de 2019, porque, sea o no sea lo que el pueblo valore, el trabajo para ser asumido en el recuento de razones para votar o no, ya ha empezado. El objetivo declarado, y el alcalde lo sabe, del PRC, e hacer a Jose María Fuentes Pila alcalde de Santander en ese año 2019. Y, como sabe de la verosimilitud, de que las únicas alternativas reales y realistas en la ciudad son el PP y el PRC, sabiendo cual y donde está su contrincante, su contraparte, el ahora líder de la oposición, por voluntad y trabajo desarrollados, por los dardos lanzados por el alcalde, se sabe donde está su verdadero rival. Y ese, sin duda, es el primer paso que dota de sentido y realismo al proyecto de construir el camino del PRC hacia la alcaldía de Santander. El caminar se demuestra andando, el movimiento se practica paso a paso, y el futuro del regionalismo urbano, ya consolidado en el arco de la bahía, sin duda tendrá, en estos años, un impulso importante, que, es de suponer, pueda ser reconocido en 2019. Ya se verá si, entonces, C’s sigue existiendo y se presenta a elecciones. Al menos habrán tenido 4 años para comprender que presentarse en una ciudad sin hacerse un diagnóstico particular y propio de situación, sin hacer un acercamiento al lugar donde uno está, es pasar por encima, del bien y del mal, como un ángel o demonio incorpóreo, que no ensucia, pero tampoco limpia, como la insoportable levedad del ser santanderino.

Anuncios

Un Comentario

  1. María Teresa Fuentes Alvarez

    No está firmado, pero por el estilo creo es de Juan Karlos Pérez Álvarez. Tan sólo decirte que has hecho una buena información de partidos, votos, conexiones e historias de unos y otros. Al principio creí que tan sólo te referías a Cantabria y me animó a seguir. Es un periódico. Le pongo una pega a casi tus todos tus textos, son, quizás demasiado extensos, algunos complicados, otros no tanto. El de hoy, por ejemplo.
    Me voy a atrever a pedirte un favor ya que eres de los que más usa esta máquina digital, ya que me parece que publicas los textos de forma directa. Manda Carlos unos pasos a seguir y no termino de acertar y entrar directamente ¿ Quisieras enumerar lo que haces tú?, al no llevar tu firma me ha hecho pensar lo haces tú directamente. Se lo pido a Carlos, pero o tiene mucho trabajo o está de vacaciones, ha sido un curso duro para él. Me lo puedes poner en responder o en mi correo que me piden para poder hacer comentarios. No te preocupes si no acierto o no lo haces así. Seguiré leyendo lo que haces, pero repito, según el tema, me resultan demasiado largos. GRACIAS de todas formas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.