Santander clave para la victoria en las próximas elecciones cántabras, dice el PRC

2015_1_25_LksjUripDBD6Czg0esqWv1Santander vivió el domingo 25 de enero de 2015 la asamblea ordinaria del PRC en Santander, con la renovación de su comité local, celebrada en el hotel Bahía, en pleno centro de la capital cántabra, ante 122 militantes, invitados, especialmente del arco de la Bahía, tejido asociativo de la propia localidad y la consabida prensa, incluyendo Liebanizate, que estuvo acreditada como tal, siendo un medio digital, un hito posiblemente en la prensa política en la comunidad. Aparte de lo obvio y lo que se ha hecho eco la generalidad, y es cuestión de nombres, de votos, lo importante, son las ideas, los proyectos, el porqué se ha merecido la re-elección y a qué aspira este partido cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas, en las que la clave para una victoria o una derrota electoral y que dé el gobierno de Cantabria será Santander ese campo de batalla.

Sabido es que por escasos 1500 votos logrados en Santander por Iñigo de la Serna de manera imprevista, en parte por una manipulación y utilización interesada de cierta foto ligada al Racing, y que se ha demostrado que el culpable estaba dentro del propio Partido Popular (pues luego ni Diego ni De la Serna han movido un dedo para salvar al Racing), le dió la mayoría absoluta, se la dió al PP. También es sabido que De la Serna esperaba una derrota de su jefe, y sustituirle como Diego sustituyó a Sieso en 2003/2004, y ser el candidato, el alcalde, en 2015, posiblemente, sin Revilla como candidato. Diego ganó y repetirá como candidato. Si Cortabitarte sigue de alcaldesa, Diego puede volver a presentarse. Sobre todo si está a las órdenes, en absolutamente todo, a lo que digan en Madrid, no reclamando en nada a Mariano, ni cuestionando sus órdenes. Y De la Serna aspira a ganar las municipales, retrasar sus planes 4 años, y esperar que Miguel Angel Revilla vuelva a ser presidente, por última vez. Aunque este plan va a ser complicado que salga como piensa el alcalde.

En la asamblea del PRC de Santander se asumieron por unanimidad las 4 ponencias y las 5 resoluciones que trataron temas transversales, en un contexto coherente, conexo, estructurado y con una línea argumental que va a la línea de flotación del alcalde y su equipo de gobierno, sobre todo, empezando, por la Santander ocultada, la Santander invisible e invisibilizada, aquella que tiene un 54% de personas que viven en Santander, pero residen fuera de la capital, esos 100.000 personas que entran todos los días en la capital, pero no hacen vida en ella, esos 10.000 personas que han abandonado Santander en los últimos años, de ellos muchos miles en los 8 años que lleva De la Serna de alcalde, la permanencia de 1.500 personas que no tienen hogar, han recogido de un informe de Caritas, datos, en suma, que hablarían de una ciudad invisible e invisibilizada, una ciudad anclada en una estampa del pasado, en comienzos del siglo XX, en los baños de ola, en un modo de turismo, pero sin apostar por la economía productiva.

Afirma el PRC en sus documentos que al lado del PCTCAN iba un polo industrial que el alcalde se negó a instalar, una de cuyas consecuencias fue que el centro de datos del Banco Santander acabara en Solares, y en vez de apostar por un parque de ciencia y tecnología, en el edificio de Apia XXI (que, parece, tiene relación con el PP en diversos elementos, como ha ido publicando el blog aquiconfidencial) han ido a instalarse departamentos del Gobierno de Cantabria. En vez de apostar por la segunda fase del parque de las llamas, se apuesta por hacer una tercera conexión entre los castros y la S-20, cuando ya hay dos en la enorme distancia de 100 metros. Dicen, asimismo, que las apuestas básicas del alcalde son fracasos, tanto el mundial de vela, pagado por santanderinos y cántabros en su totalidad (como Valdecilla), el centro Botín (que se prevee que pueda abrir sus puertas en 2016) o la SmartCity (que es un insulto a la inteligencia de los santanderinos). El proyecto de Frente Marítimo se ha venido abajo, quedando 3 dianas únicamente en pie, y de manera precaria y puntual, que no son capaces de dotar de una renovación necesaria al entorno, y la guinda sería el asunto de las estaciones y su posible soterramiento. Una serie de datos que indicarían que el alcalde ha dejado aparcada Santander en punto muerto.

Iñigo de la Serna es el actual alcalde de Santander, con un 53% de los votos, tiene el 67% del pleno municipal, y es responsable, para lo bueno y lo malo, y debe asumir con naturalidad que se le diga que los presupuestos municipales, que no tiene problemas para aprobarlos anualmente, estén más entrecruzados que un arbolito de navidad, o que haya obras ejecutándose por valor de millones de euros sin saber bien quien los va a pagar, que el equipo de gobierno asuma enmiendas presupuestarias sin aclarar la partida de la que saldrán los fondos, que prácticamente desde el inicio de la ejecución del presupuesto se comienza a hacer transferencias y variaciones, y, lo más importante: que no se ha comportado de igual manera con Diego que con Revilla. Cuando con Revilla tomó la bandera de la carta de capitalidad, cifrada en 5 millones de euros, con Diego ha sido un olvido sistemático. Cuando los presupuestos de Cantabria han ido progresivamente reduciendo el peso de la capital en el impulso al progreso de Cantabria, la respuesta no ha venido de De la serna, sino del PRC de Santander. Cuando el PRC ha presentado 50 mociones en Santander, todas han sido sobre Santander. Pareciera decir la situación así planteada que mientras la confrontación entre una ciudad del PP y un gobierno de signo contrario es algo beneficioso para quien ejerce el victimismo, sobre todo cuando no hay materia en la que vender, no hay pescado fresco (ver el nivel de endeudamiento de la capital cántabra), desviar la atención sería una buena táctica para obviar hablar de estrategia.

Una ciudad como Santander necesita de una idea de ciudad, de asumir que es en su globalidad, y el PRC quiere asumir que Santander no es sólo cabeza del arco de la Bahía sino el motor de Cantabria. Asumen que hay muchas cosas que cambiar, para impulsar y proteger el comercio, la vida social, los barrios, como la conexión entre los castros y General Davila, hacer ciudad en el sentido amplio del término, gestionar y no sólo administrar, y profundizar en la participación de la ciudadanía, para que haga suyo ese proyecto de ciudad, evitando ideas innecesarias como el ascensor de Mataleñas o mentiras como la presunta no participación del ayuntamiento en el tema de la senda norte litoral cuando son sus veraderos impulsores, como se reveló por parte del gobierno del estado, el de Mariano Rajoy. Asumir una identidad, una cultura, un relato, una forma mejorada e innovadora de integración de producto, multifuncional y diverso, será la mejor manera de complementar un turismo que no puede ser el primer y principal motivo de creación de empleo y riqueza en una Santander que puede y debe volver a ser referente en el cantábrico y en el arco atlántico.

Santander será pues el centro de la batalla electoral en la comunidad de Cantabria en la próxima elección al Parlamento de Cantabria, y por tanto, en la conformación del próximo Gobierno de Cantabria. Como lo fue en 2011. Aunque en este caso, para alegría al alcalde, de signo contrario, es decir, devolviendo el Gobierno a Revilla y al PRC, y el, aunque sea perdiendo votos y escaños, y por la mínima, incluso sin mayoría absoluta, siempre que entre la oposición no puedan conformar una alternativa unitaria, seguir siendo alcalde, y dar el salto a la política cántabra. Un poco esta es la razón de abandonar su escaño en el Parlamento al inicio de legislatura, a diferencia de alcaldes como los de Torrelavega o Vitoria, que en sus respectivas asambleas legislativas afirman asistir para defender sus ciudades. Sólo que estos 4 años no han pasado en balde, y la ciudadanía debe ,y seguro, saber que ha hecho cada cual, que ha hecho el PRC en su faceta de líder de la oposición en Santander, y que ha hecho el Gobierno del PP en la ciudad. Y asumir cuales sean las propuestas al futuro, y que credibilidad tienen unos y otros, cada a liderar un proyecto de ciudad que se pueda vivir, convivir y legar con posibilidades para que las y los hijos de los santanderinos dispongan de la opción de poder desarrollar un proyecto vital propio sin salir del término municipal de la actual capital de Cantabria. A ello, a coger impulso en el horizonte de una transformación de la ciudad, es a lo que les ha servido a las y los miembros del PRC de Santander para actualizar sus estructuras y su proyecto. Para coordinarlo con el resto del arco de la bahía y para ponerlo al servicio del futuro de Cantabria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.