REVOLUCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN LOCAL CÁNTABRA

REVOLUCIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN LOCAL CÁNTABRA
-UPyD propone cientos de fusiones en Cantabria para un mapa con 17 ayuntamientos.
-Más de 15 millones de euros anuales de ahorro en sueldos y dietas.
-La propuesta irá en su programa electoral a las autonómicas del próximo año.
-Artículo de Carlos M. Moreno Alles

 

upyd-propone

 

Hace 15 años el Parlamento de Cantabria aprobaba la Ley 8/1999, de 28 de abril, de Comarcas de la Comunidad Autónoma de Cantabria, que pretendía convertirse en un instrumento al servicio de los ciudadanos para la mejora de las prestaciones sociales. Un proyecto que en el mejor de los casos quedó en pequeños intentos a través del impulso de órganos paralelos como las Mancomunidades de servicios. No ha habido voluntad política en cuatro legislaturas de hacer efectiva dicha ley. Y no ha habido voluntad ni del PP de Sieso, ni de la alianza PRC-PSOE presidida durante 8 años por Revilla y tampoco por el PP de Diego.

 
Este instrumento aprobado y que duerme los laureles en los cajones, seguramente ha pasado a mejor vida. A estas alturas cualquier tipo de escalón administrativo “nuevo” en la ya extensa maraña política es vista con malos ojos por administradores y administrados. Más estructura no vende, porque no es ahorro sino despilfarro.

 
¿Está abocada Cantabria con una población que va a menos a mantener una estructura municipal decimonónica, de carácter parroquial y profundamente caciquil? UPYD se adelanta a los tres grandes partidos cántabros (PP, PRC y PSOE) y abre el gran debate congelado de la mejora de eficiencia municipal. Lo ha hecho desde una perspectiva actual y acorde con las exigencias ciudadanas de transparencia, eficiencia y eficacia.

 
Es una apuesta política muy arriesgada; el partido coordinado por Román San Emeterio Pedraja en Cantabria, a través de su Consejo Territorial, ha propuesto una revolución de la administración local nunca vista en la historia democrática de la región; un nuevo mapa para Cantabria que contempla cientos de fusiones municipales y un ahorro de más de 15 millones de euros anuales en sueldos y dietas. También es una apuesta arriesgada porque no en vano supone que casi un millar de personas dejen de percibir fondos públicos en concepto de sueldos y/o dietas; su propuesta supone la eliminación de 85 puestos de alcaldes y de 729 concejales en toda la región. La oposición de los grandes partidos está garantizada y se ha dado en las últimas semanas; la propuesta supone la destrucción de las redes clientelares en pequeños municipios y los apoyos locales que representan todos estos cientos de microcargos en la estructura regional de los grandes partidos.

 
¿Es descabellado plantear pasar de 102 municipios a solo 17? Uno de los mejores ejemplos es la profunda reforma realizada por Dinamarca que ha pasado de tener 19.388 municipios en la década de los 70 a solo 98 ayuntamientos en 2004, lo que equivale a un ayuntamiento por cada 55.240 habitantes. La propuesta de UPyD para Cantabria supone un ayuntamiento para cada 34.760 habitantes; la política comparada nos muestra en este caso que hay incluso más margen de acción.

 
La fusión municipal no es un tema baladí o menor. No solo Dinamarca nos sirve como ejemplo, sino que esta dinámica se ha dado o se está dando en países como Alemania, Holanda, Suecia, Gran Bretaña por voluntad propia y en Grecia y Portugal “animados” por la troika. Y quien dice animados, dice obligados. El Consejo de Europa apremió el año pasado a que aquellos municipios con menos de 10.000 habitantes se fusionaran y es que en pleno siglo XXI, su pervivencia es más que cuestionable; a través de unos presupuestos exiguos resulta materialmente imposible garantizar la igualdad de los ciudadanos y lo único que se consigue es aumentar la tendencia de despoblación rural a favor de las ciudades donde se garantizan todos los servicios públicos.

 
El debate está servido y más que pararnos a escuchar lo que nos tengan que decir unos y otros partidos, lo mejor es que nos sentemos nosotros mismos y reflexionemos sobre el tema ¿Queremos pagar más impuestos para tener más servicios? ¿Queremos mantener la estructura política tal y como está? ¿Queremos adelgazar la estructura y poder acometer mayores políticas públicas? ¿Os imagináis una Cantabria con solo 17 alcaldes, donde la opinión de cada uno de ellos fuera conocida y trascendiera? ¿O preferimos 102 alcaldes la mayoría de ellos mudos? ¿Es justo que algunos alcaldes se rebanen los sesos para poder prestar unos servicios que su municipio no tendría que asumir porque son usados también por municipios vecinos? Toca reflexionar, pensar, proponer y buscar soluciones. Personalmente solo tengo una cosa clara; es necesario ponerse a trabajar y cambiar las cosas.

 

 

Carlos M. Moreno Alles,

Administrador de Liebanízate

 

Los comentarios realizados en este blog deberán ser previamente aprobados por la administración, por lo que pueden tardar varias horas en aparecer. Para que su comentario aparezca instantáneamente puede dejarlo en nuestra página en facebook; facebook.com/liebanizate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.