ORTEGA Y GASSET

ORTEGA Y GASSET
-Por Jose Luis Gómez Fernández
fpl

En los años veinte hay dos escritos de Ortega: uno sobre “la deshumanización del arte” y otro sobre “el punto de vista en las artes”. Los dos vienen a dar testimonio de que la irrupción de nuevos estilos estéticos estaban sentando plaza en la conciencia de la sensibilidad europea, sensibilidad que se manifiesta en todos los órdenes, hasta en la moral, y, no digamos, también en la política, en el modo de ver la cultura, en el modo social y de costumbres.

 Era como si hubiera tocado la campana de la necesidad de enfrentarse con nuevas respuestas a preguntas suscitadas por la nueva ciencia, la razón, (el positivismo, el naturalismo, la religión, la idea de progreso sin límites nacida de la Ilustración parecían fenecer sin poder ser sustituidos con fundamentos sólidos), y es que los cambios sociales, políticos, económicos, tecnológicos y científicos que se habían operado en el siglo XIX y principios del XX habían trastocado el modo de pensar y sentir, y el arte lo acusó con el “cubismo” como síntoma de que algo equívoco estaba pasando en la traducción de los hechos ante la sociedad. El filósofo G. Simmel llegó a decir que el recurso al arte abstracto era síntoma de que la vida había perdido aliciente en las conciencias al verse envuelta en contradicciones casi constantes, (la lucha por la vida vs. derramamiento de sangre en las guerras a borbotones en cualquier punto del globo).

La verdad, el canon, la norma, lo absoluto parecen salirse del cauce en el que se los había colocado desde la Filosofía, la ciencia o la religión. La Primera Guerra Mundial (del 14-18) con 35 millones de muertos, produjo un malestar en todo, y como si desease imprimir un sello nuevo a las cosas, a las modas, a las costumbres, a la sexualidad, y olvidar, lo refleja la novela de este tiempo: “Mujeres enamoradas” de Lawrence, o “Trópico de cáncer” de Henry Miller.

La cultura popular, como el cine, la radio, el deporte se encumbran a la idea de mito, y desde los años veinte no se ha dejado de rendirle culto con máximo esplendor en los Medios de comunicación de Masas. No digamos hoy, con el último grito de que “el medio es el mensaje”-

Sin embargo, los sentimientos de incertidumbre estaban ahí, siguen ahí, sin bajar la guardia, como de alguna forma lo muestra la gran novela de James Joyce: “Ulises” o la nostalgia de un tiempo pasado de un Proust, que lo da por perdido y desvanecido….!qué tiempos…!

Pero es que lo mismo podemos decir del arte del “dadaísmo” o de Marcel Duchamp recurriendo a la provocación y a la transgresión como advirtiendo a las conciencias el sin sentido de la vida y de la idea de hombre después de la atrocidad de la guerra del catorce. (¿Y qué decir de la Segunda Guerra Mundial, del 39, con 75 millones de muertos?). Pero ahora estamos contemplando los años veinte.

De aquí, que el movimiento literario y artístico fuera el surrealismo de un Breton, Eluard, Dalí, Buñuel, Miró o Cocteau etc…como si se quisiera explorar el subconsciente sin descubrir y dar con la certidumbre de quiénes somos, qué queremos y a dónde vamos.

  La vida como realidad radical se hizo tema en Ortega, y ahí estamos anclados sin solución de continuidad para la Filosofía de un Heidegger en “Ser y Tiempo”, ser para la muerte. También de un Bergson quien en “La evolución creadora” terminaría por definir la vida como “duración”, como tiempo, ¿tiempo de qué?, tiempo de posibilidades, de libertad, de creación; y por parangonar este carácter vital cito a J. P. Sartre que decía: “el hombre es el único ser que es el que no es, y no es el que es”. Citemos también en este contexto a Max Scheler en sus dos escritos: ”el puesto del hombre en el Cosmos” y “la idea de hombre y la historia”. Para William James la “vida” parecía sobrepasar al hombre porque la realidad, ¿qué realidad? y su sentido en ella se esfumaba cuando quería atraparla, como quien persigue su sombra.

 (Y ¿por qué no citar, en este contexto también y, si cabe con más énfasis, a un hombre como Gustavo Bueno (el mayor filósofo de nuestro tiempo) cuando plantea “EL REINO DEL HOMBRE Y LA IDEA DE HOMBRE” en cuatro magníficas Conferencias en la Fundación G. B. de Oviedo?) Sin duda, para cuantos sepan seguirle, (hay vídeos), saborearán esa sabiduría que se desprende del análisis de las ideas; (nadie como él lo ha hecho).

“Saber”, decía Kant, viene de saborear.
Anuncios

  1. María Teresa Fuentes Alvarez

    Después de un tiempo de silencio, reapareces en Liebanizate y además con un texto impecable, aunque por su amplitud y contenido resulta difícil de comentar. Vas analizando la obra de Ortega y Gasset, al mismo tiempo que haces una reflexión de los cambios que se han ido produciendo en los siglos XIX Y XX, en cuyos siglos ya se vislumbra que todo parece querer salirse de la norma y va surgiendo un mundo nuevo, con todas las implicaciones que conlleva en el arte, la filosofía, la ciencia, la religión , la libertad, la vida, muerte…las guerras mundiales. La idea de HOMBRE, sigue estando en vigor, lo mismo en tiempos de Ortega y más hoy ya en el XXI, nuestro tiempo histórico, en el que cada cual debe buscar y analizar su propio SER, planteándose cual es su papel en la Historia del siglo XXI. Tenemos dos magníficos referentes, Ortega con su legado y de acuerdo con J.Luis , Gustavo Bueno con su filosofía, sugiriendo ver y escuchar los cuatro vídeos, sobre “El Reino del hombre y el hombre histórico o la idea de HOMBRE”. Mi intención era solamente felicitarte por tu reaparición y el magnífico trabajo con que te estrenas, haciendo un recorrido por filósofos conocidos y desconocidos y termino con algo que me llama la atención. J.P. Sartre dijo: “”El hombre es el único ser que es el que no es, y no es el que es”. Sorprendente, ¿ quiere decir que el HOMBRE es un proyecto inacabado, ilimitado e idéntico así mismo…? Gracias y de nuevo felicidades.

    • María Teresa Fuentes Alvarez

      Busco repuesta a los comentarios al texto etiquetado “deshumanización arte jose luis Gómez fernandez ortega Gasset
      ¿por dónde debo buscar? ¿ por qué no aparece debajo de lo que pone aquí mismo? Responder a María Teres Fuentes Alvarez estando mi comentario precisamente encima?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s