Feminazismo

Seamos sinceros. Difiriendo las corrientes actuales que priman la especialización los derechos en su vertiente clásica son universales. Todos los seres humanos son sujeto de derechos humanos inherentes a su condición humana. Y se pueden añadir derechos nuevos, pero son añadidos, no niegan los previos. No ponen en cuestión lo precedente. Pero ahora eso está en cuestión. Como por ejemplo por el proyecto de Ley último del Ministerio de Igualdad Español. De un tiempo a esta parte en temas de violencia sexual y asimilados se está pasando a la inversión de la carga de la prueba. Dejando de lado el hecho de que se criminaliza a la mitad de la población (porque se obvia el maltrato o la violencia dentro del matrimonio igualitario, entre personas del mismo género, poniendo el foco en el “malvado heteropatriarcado”) se está rompiendo con la tradición que encarna la doctrina del habeas corpus y el sistema garantista donde se sustancia el principio de inocencia por el de culpabilidad. No hay que demostrar unos hechos, sino su ausencia. El derecho penal de autores una aberración. Da igual quien cometa el crimen, el crimen es el mismo con independencia de quien lo cometa. Debe conllevar la misma pena. Asímismo la violencia no es necesariamente física, hay más de un tipo, y todas ellas han de ser consideradas. Y ese hecho, de parte de un feminismo como instrumento y bandera de una revolución es el mejor instrumento del fascismo para su vuelta y triunfo en nuestra sociedad. Dejando de lado, obviamente que creerte parte de un colectivo superior te evita reflexiones individualizadas o la vocación de mejorar como persona. Si las mujeres tienen superioridad moral … es una postura muy cómoda, en el fondo. Y no. No se puede poner la carga de la prueba de lo sucedido en generaciones pasadas a la presente, porque los hoy vivos no son culpables de los supuestos crímenes de generaciones pasadas. Y menos cuando ese pasado se toma en blanco y negro y obviando la paleta de colores y matices. Eso es injusto en muchos campos, pero en la llamada violencia de género hoy se asume. Los hombres deben asumir las culpas de sus ancestros por serlo. Y las mujeres son víctimas por serlo. Ligar crimen a identidad es, ciertamente, el mejor servicio al fascismo, que sin duda, si esta interpretación triunfa, será usado en el futuro cercano para imponer sus visiones y obsesiones ideológicas, identitarias y, si, totalitarias. Por tanto, reflexión. Igualdad, si. Al criminal, código penal. Cumplir la ley. No por hacer más leyes es mejor. Mejor pocas leyes y que se cumplan, que muchas e ignoradas. Por todo ello, mujeres y hombres, humanos todos, por la bandera de la igualdad. Por los derechos humanos. De todas y todos. Alea iacta est.

Cabalgar la burbuja del procés hacia la ulsterzación

Seguramente pueda ser un ingenuo del procés, de los que creen que esto va de derechos y de tener razón. Pues va a ser que no. Porque si fuera por poderosas razones mucha gente tendría lo que reivindica hace mucho tiempo. Siglos incluso. No, esto va de lo que puedas validar con hechos lo que te corresponde por derecho. Porque si las palabras no van acompañadas de hechos que las consoliden y las plasmen sobre lo que es real es hacer pan con unas tortas y eso no vale para nada. Bueno, si, sirve para alargar un proceso vitalicio en bucle de volver a comenzar, viviendo en una matrix como en la película que, cuando los buenos ganan, se resetea el juego, y, allí, nadie se acuerda de lo que pasó. Pero en la realidad, ese reseteo cuesta. Y cuesta penas de cárcel, por ejemplo. Cruel. Puede. Pero esto es la vida real, amigos. Bienvenidos a la cúpula del trueno. Sigue leyendo

A Unai Rementeria y su reforma fiscal #TraerTalento

Es una completa vergüenza los tiempos que corren donde los intereses priman sobre la verdad, donde dar noticias es algo completamente secundario ante un público entregado que dió su cuchara de pensamiento crítico. Que debe empezar a recuperar el sentido común, que debe volver a pensar, a reflexionar y a saber dilucidar donde se encuentra la verdad por sí mismo, sin niñeras, más interesadas en obtener audiencias y dinero en un tiempo donde las nuevas tecnologías han reducido al mínimo las audiencias y los ingresos para los medios tradicionales, primando la emoción a la información, anteponiendo la espuma negando el trasfondo, que se niegan a explicar, por aburrido e inane. Y eso nos pasa, que sin un diagnóstico, no hay pronóstico, y no se puede ir hacia adelante. La sociedad se estanca, como un gato que juega con su ovillo de lana, entretenido, pero sin resultado positivo alguno. Y en esas estamos con lo de la reforma puntual fiscal en Bizkaia. Sigue leyendo

Lo que Sony nunca nos dió, lo que DC no nos permite y lo que Marvel nunca ofrecerá

Cuando se trata de pelis y comics, como en el resto de las artes, uno ha de ser capaz de situarse en el medio en el que se encuentra, y poder manejar las claves, pero dentro de cada ámbito, al fin y al cabo, en el fondo, está la tradición de contar historias. No es fácil. Pero siempre se ha hecho. Para transmitir lo que se ha hechos. Para constatar la capacidad de abstracción del ser humano. Para contar lo que no se debe contar, por los tabús o las reglas sociales de la tribu. O para, porque no, superar traumas y frustraciones, individuales o colectivas. Los expertos pueden decir cosas lindas, pero puede resumirse en que lo que no puedes, otro lo haga por ti, y esa es una buena razón para el surgimiento del concepto de superhéroe. Y ha impregnado el conjunto de manifestaciones artísticas, siempre con gran encanto popular, pero siempre minusvalorado como algo demasiado populachero, nada elitista, elegante o intelectual. Lo cual no impide que los comics puedan ser literatura o los animes o pelis del mundillo películas con todas las de la ley. Sigue leyendo

A Mariano Rajoy, gracias por todo

A veces se nos olvida, porque la memoria es de mecha corta (y se suele, por lo menos, intentar, jugar con eso), que hasta julio de 2018 estuvo un señor gallego de barbas llamado Mariano Rajoy. No fue un presidente pésimo, tampoco de los mejores. Y en esas llegó la primera moción de censura, obviamente, constructiva, que salió triunfante. Y volvió el psoe en la persona de Pedro Sanchez Pérez de Castejón. Y es que Si Rajoy llegó no por victoria propia, sino por derrota y desgaste del PSOE de Zapatero, Sanchez llega por el desgaste y descalabro del PP. Y con el surgimiento (¿definitivo?) de una situación fragmentada en 4 primero y luego en 5, más acompañantes “periféricos”. Y entre todo eso, se puede decir, que el socio más fiel de Rajoy, y de Sanchez, hasta la llegada de Mazón y del PRC, ha sido el mismo. Alguien que ha puesto encima de la mesa una visión de estado cuando su estado es otro. Mandan ostras que sea el portavoz del grupo vasco quien deba poner cordura, pero así ha sido. Y lo seguirá siendo en el futuro. Sigue leyendo

Boris el terrible, en busca de lo desconocido

Suelen decir que en el Reino Unido nunca hubo absolutismo agarrándose al fleco de que nunca quedó abolido el Parlamento, sino suspendido. Los tiempos cambian, y debe conocerse el contexto para poder situar al espectador en las coordenadas correctas. Nunca un destino es par, sino impar, porque hay que poner una coordenada de origen. Y en esas situaciones hay que comprender el contexto, el origen y saber vislumbrar hacia adonde se puede uno dirigir. No por ser más inteligente que los demás, sino por aprovecharse del bagaje cultural de lo anterior, saber escarmentar en cabeza ajena y saber tener la humildad de reconocer cuando uno se equivoca. Y cuando todo eso falla, tienes a Boris Johnson de Primer Ministro y a la supuesta resolución del Brexit. Que no se dará. Y si se da, no será el Brexit que nos prometieron, sino una otra cosa muy distinta. Y rota. Una enorme flecha rota, Sigue leyendo

Hong Kong, Groenlandia y Belfast: angloamericanos estúpidos

Trump´s Boris butler

Suele decirse en euskera la expresión “Kalean Uso, etxean otso”, que bien podría llegar a traducirse como en la calle paloma, en casa un oso. Cara al público una mirada placentera y positiva, pero dentro de casa alguien agresivo y sin contención. Esto es, que con quien de verdad te tienes que enfadar, la mejor versión, para pagar los platos rotos los más próximos, los más cercanos. Y este hecho es de aplicación en la esfera internacional, dado que es completamente distinto aplicar el principio universal en un contexto favorable y en otro donde el rival es el fuerte. No es lo mismo hablar del derecho a decidir y otros derechos humanos si quien tienes enfrente es más poderoso. Cuando la fuerza hace derecho … Y sin demócratas no hay democracia. No hay que confiarse, no es sólo llegar a la cima, sino mantenerse. Por eso hay que renovar las fuentes del derecho, para que no se oxiden. Y bajar a tierra. Para que la gente comprenda los grandes ideales en los hechos del día a día. Sigue leyendo

Burdinsare, el Honor de un Berrozi

¿Cantabria en peligro? Miguel Ángel Revilla, en sus últimos tiempos de Presidente busca apoyo en una antigua deuda de honor de un amigo vasco, el Berrozi de la Ertzaintza Martín Ttipia. Quien tendrá que traer de vuelta a Aitor Pleguezuelos nada menos que de Israel para esta última misión al borde del mayor desafío al autogobierno y una forma de ser del noble pueblo de la Montaña. Tendrán que vencer mil y un obstáculos, pero más allá de los peligros que acechan a cada esquina, el trío protagonista, Aitor Pleguezuelos, Martín Ttipia, y la niñera que les pondrán por su bien, cuidado y precaución, Eduvigis Arnaiz, hará lo posible por prevalecer en una historia que transcurre por Santander, Torrelavega, Solares, Colindres y otras localizaciones dentro de Cantabria. Una apuesta decidida del valor frente al Terror, de la convicción frente a la duda y la indecisión. Segunda parte de “Atentado: la conjura de Igeldo”, novela del mismo autor.

Adquirir en http://www.lulu.com/shop/juan-carlos-p%C3%A9rez-%C3%A1lvarez/burdinsare-el-honor-de-un-berrozi/paperback/product-24190905.html

Boris y la cáida de la casa de los britones

(Brexit duro a estribor)

1 de Noviembre de 2019. El loco iván ha hecho su movimiento. En realidad se llama Boris y está igual de loco que sus “primos” Vladimir y Donaldo, pero esto es lo de menos. A instancias de ellos ha pulsado el botón nucelar del Brexit y ha llevado, definitivamente, a su país, fuera de la UE, a lo loco y por las bravas, porque esos malditos malvados mandarines de Bruselas no se avienen a hacer lo que quiere Londres. O lo antes conocido como Londres. Como esos malvados mexicas con el nuevo tratado para las américas, tanto que Donaldo escupe cuando alguien menta el nombre de Enrique Peña Nieto. Consecuencias totalmente previsibles de una sociedad acostumbrada a negociar a la sombra de un gigante. Sólo que los británicos aún piensan que el gigante son ellos y el continente es quien queda aislado cuando hay niebla. Ingénuos. Y las cosas tienen consecuencias. Como estaban a punto de ver. Sigue leyendo

Un nuevo cuento y a dormir #releasetherussocut

Emoción. Esa es la palabra para definir EndGame. La última película de los hermanos Russo, que ya trajeron Capitán América Soldado de Invierno y Capitán América Guerra Civil. Básicamente es el cierre de un arco de películas que comienzan en 2008 con Iron Man y Hulk y cierra con Hulk e Iron Man en el final de EndGame, la última de los vengadores, segunda parte de la guerra del infinito, InfinityWar. Y que tiene mucho que ver con el arco argumental de la malograda Liga de la Justicia de Zack Snyder. No sólo está interconectado el mundo Marvel sino entre sí con otros universos. Generando una guerra que se traslada en el plano dimensional entre fans y detractores de EndGame como si fuera el terreno de batalla de una épica lucha sobre quien tiene razón, sin atender a que lo importante es el disfrute, y este traspira por la piel en forma de emoción, y sólo se puede construir a partir de la empatía con los personajes, creíbles, conocidos y reconocibles, y que estos cuando marchen, que lo harán, su pérdida sea sentida, por lo menos, en la misma cuantía que su presencia en pantalla. Empatía y emoción. Y Acción. Sigue leyendo